/ lunes 5 de julio de 2021

Rodolfo Neri Vela, el primer astronauta mexicano nacido en Chilpancingo, Guerrero

Hace poco más de 35 años, el astronauta viajó al espacio… precisamente la noche del 26 de noviembre de 1985, algo que no estaba enteramente en sus planes

Guerrero ha sido cuna de muchas glorias para el país, desde lo deportivo hasta lo científico. Pero una de las personalidades que destacan no sólo en nuestro estado, sino a nivel nacional, es el doctor Rodolfo Neri Vela… el primer mexicano en viajar al espacio.

Hace poco más de 35 años, el astronauta viajó al espacio… precisamente la noche del 26 de noviembre de 1985, algo que no estaba enteramente en sus planes.

Te recomendamos: Ya me vacuné contra el Covid-19, ¿ahora qué?

Nacido el 19 de febrero de 1952 en la ciudad de Chilpancingo, capital del estado de Guerrero, el astronauta siempre mostró interés en aprender más y más desde sus primeros años de vida.

Egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) como ingeniero en Comunicaciones y Electrónica en la Facultad de Ingeniería. Pero lejos de concluir, el oriundo de Chilpancingo continúo con su educación.

En 1976 realizó una maestría en Sistemas de Telecomunicaciones en la Universidad de Essex, en Inglaterra y finalmente realizó un doctorado en el área de Electromagnetismo Aplicado en la Universidad de Birmingham.

¿Cómo llegó entonces a ser astronauta?

Ya con el doctorado, Neri Vela fue seleccionado por la NASA para ser parte de la misión STS-61-B, nombre clave cuyo objetivo era poner en órbita tres satélites entre ellos el que sería la primera colaboración entre la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) con la agencia espacial.

Los satélites que tendrían que ponerse en órbita eran el AUSSAT-2 de Australia, el SATCOM K2 de Estados Unidos y el Morelos II de México.

Pero al ser seleccionado, tuvo que comenzar una preparación intensa y exhausta, pues las condiciones eran completamente diferentes a las que él estaba acostumbrado.

Durante casi seis meses el doctor se preparó en las instalaciones del Centro Espacial Lyndon B. Johnson en Houston, Texas. Ahí Neri Vela entrenó con otros dos mexicanos, Ricardo Peralta y Francisco Javier Mendieta, ambos eran sustitutos del doctor en caso de que no pudiera continuar con la misión.

La misión en el espacio no fue tan extensiva; por 6 días, 21 horas, 4 minutos y 49 segundos, Neri Vela estuvo fuera del planeta y, como narra en su página web, constató que giró en la tierra 109 veces.

El doctor Neri Vela también estuvo registrando los resultados de experimentos relacionados con el cultivo de amaranto y bacterias.

Aporte a la dieta espacial

El doctor no solamente dejó huella en la carrera espacial en nuestro país, también dejó un aporte significativo para la dieta de los astronautas.

Antes iniciar la misión, Neri Vela argumentó la importancia de llevarlas como parte de su dieta, pues además de tener un gran valor nutricional, la tortilla no genera migajas... lo cual en la gravedad cero sí representa un problema.

En una entrevista, el doctor Neri Vela aseguró que hasta antes de la misión en la que participó, la mayoría de los astronautas comían pan; con todas las implicaciones que eso tiene, las migajas en gravedad cero representan un problema pues pueden provocar alguna falla técnica en los controles delicados.

Al regresar a la Tierra, el doctor continúo con su preparación, se dedicó a desarrollar su carrera científica, logrando que entre los años 1989 y 1990, la Agencia Espacial Europea lo invitara a colaborar con la elaboración de la Estación Espacial Internacional.

Guerrero ha sido cuna de muchas glorias para el país, desde lo deportivo hasta lo científico. Pero una de las personalidades que destacan no sólo en nuestro estado, sino a nivel nacional, es el doctor Rodolfo Neri Vela… el primer mexicano en viajar al espacio.

Hace poco más de 35 años, el astronauta viajó al espacio… precisamente la noche del 26 de noviembre de 1985, algo que no estaba enteramente en sus planes.

Te recomendamos: Ya me vacuné contra el Covid-19, ¿ahora qué?

Nacido el 19 de febrero de 1952 en la ciudad de Chilpancingo, capital del estado de Guerrero, el astronauta siempre mostró interés en aprender más y más desde sus primeros años de vida.

Egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) como ingeniero en Comunicaciones y Electrónica en la Facultad de Ingeniería. Pero lejos de concluir, el oriundo de Chilpancingo continúo con su educación.

En 1976 realizó una maestría en Sistemas de Telecomunicaciones en la Universidad de Essex, en Inglaterra y finalmente realizó un doctorado en el área de Electromagnetismo Aplicado en la Universidad de Birmingham.

¿Cómo llegó entonces a ser astronauta?

Ya con el doctorado, Neri Vela fue seleccionado por la NASA para ser parte de la misión STS-61-B, nombre clave cuyo objetivo era poner en órbita tres satélites entre ellos el que sería la primera colaboración entre la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) con la agencia espacial.

Los satélites que tendrían que ponerse en órbita eran el AUSSAT-2 de Australia, el SATCOM K2 de Estados Unidos y el Morelos II de México.

Pero al ser seleccionado, tuvo que comenzar una preparación intensa y exhausta, pues las condiciones eran completamente diferentes a las que él estaba acostumbrado.

Durante casi seis meses el doctor se preparó en las instalaciones del Centro Espacial Lyndon B. Johnson en Houston, Texas. Ahí Neri Vela entrenó con otros dos mexicanos, Ricardo Peralta y Francisco Javier Mendieta, ambos eran sustitutos del doctor en caso de que no pudiera continuar con la misión.

La misión en el espacio no fue tan extensiva; por 6 días, 21 horas, 4 minutos y 49 segundos, Neri Vela estuvo fuera del planeta y, como narra en su página web, constató que giró en la tierra 109 veces.

El doctor Neri Vela también estuvo registrando los resultados de experimentos relacionados con el cultivo de amaranto y bacterias.

Aporte a la dieta espacial

El doctor no solamente dejó huella en la carrera espacial en nuestro país, también dejó un aporte significativo para la dieta de los astronautas.

Antes iniciar la misión, Neri Vela argumentó la importancia de llevarlas como parte de su dieta, pues además de tener un gran valor nutricional, la tortilla no genera migajas... lo cual en la gravedad cero sí representa un problema.

En una entrevista, el doctor Neri Vela aseguró que hasta antes de la misión en la que participó, la mayoría de los astronautas comían pan; con todas las implicaciones que eso tiene, las migajas en gravedad cero representan un problema pues pueden provocar alguna falla técnica en los controles delicados.

Al regresar a la Tierra, el doctor continúo con su preparación, se dedicó a desarrollar su carrera científica, logrando que entre los años 1989 y 1990, la Agencia Espacial Europea lo invitara a colaborar con la elaboración de la Estación Espacial Internacional.

Policiaca

Asesinan a dos policías municipales

Se encontraban francos en un taller mecánico cuando llegaron civiles armados y los acribillaron

Estado

Padres de los 43 volantean pidiendo información

Acompañados por normalistas de Ayotzinapa, tomaron las casetas de Palo Blanco y Paso Morelos

Policiaca

Enfrentan policías estatales a civiles armados en Chilpancingo

Desde una motocicleta dispararon contra los uniformados que repelieron la agresión; hay un herido

Policiaca

Asesinan a dos hombres en comunidad de Xochistlahuaca

La Fiscalía General de Guerrero investiga los hechos

Local

Vacunarán esta semana a adolescentes con y sin comorbilidad

La vacuna se aplicará en Acapulco, Chilpancingo, Chilapa, Quechultenango, Tlapa, Ometepec , Ayutla, Iguala, Taxco y Zihuatanejo

Local

Inicia CAPAMA desazolve mecánico del drenaje en la Costera

El objetivo es evitar escurrimientos en los canales pluviales que desembocan al mar y dan mala imagen al turismo

Estado

Padres de los 43 volantean pidiendo información

Acompañados por normalistas de Ayotzinapa, tomaron las casetas de Palo Blanco y Paso Morelos

Local

Colocan parador ACAPULCO en la peligrosa escénica

Ante el riesgo que implica el haber colocado este parador y el tráfico que está ocasionando, las autoridades de turismo estatal y municipal se deslindan