/ martes 25 de junio de 2024

Albañil dejó la cuchara y el cemento por los pollos al carbón

Desde hace ocho años, Ernesto dejó su trabajo de ayudante de albañilería y se dedica a la venta de pollos al carbón en la zona de Caleta

Hace ocho años, Ernesto llegó al puerto de Acapulco en busca de una mejor vida, su trabajo ayudante de albañilería, pero el tiempo hizo que dejara a un lado la cuchara y el cemento para iniciar un nuevo negocio la venta de pollos al carbón, actividad que hasta la fecha sigue realizando en la zona de Caleta en a Acapulco Tradicional.

Un asador, unas pinzas y un mandil, se convirtieron en sus nuevas herramientas de trabajo, hoy en día Ernesto no se olvida de la albañilería porque fue el primero oficio que le dio de comer en los primeros años que llegó a este destino de playa.

Lea también: Variedad y tradición en la dieta de un costeño

Ernesto es originario de la Ciudad de México y llegó al puerto en busca de una mejor vida para él y su familia; ahora Acapulco es el destino de playa donde vive, trabaja y donde realiza sus sueños de mejorar su situación aún con el intenso calor que representan las brazas que se encuentran en el asador donde colocar los pollos que pone a la venta de turistas y acapulqueños.

El buen sabor y el sazón que le pone a los pollos al carbón, acompañados por salsa, verdura, espagueti, cebolla y tortillas, le ha dado la satisfacción de vender en fines de semana hasta cien pollos y entre semana entre 10 y 20 con sus clientes que llegan al local donde trabaja en la zona de Caleta.

La jornada de trabajo para Ernesto empieza a las 08:00 de la mañana, hora en la que llega al local para preparar sus herramientas de trabajo, así como los pollos que una hora después a las 09:00 de la mañana, inicia a vender ya con todos los condimentos que lleva cada pollo entero, medio o por cuarto que le es solicitado.

Los pollos de Ernesto ya se convirtieron en una tradición en la zona de Caleta y Caletilla, ya que segura que tiene a clientes que son turistas que llegan al puerto cada fin de semana, y acuden al local para adquirir los pollos al carbón y adobados.

La jornada de trabajo para Ernesto empieza a las 08:00 de la mañana. /Foto: Abraham Martínez | El Sol de Acapulco.

Hace ocho años, Ernesto llegó al puerto de Acapulco en busca de una mejor vida, su trabajo ayudante de albañilería, pero el tiempo hizo que dejara a un lado la cuchara y el cemento para iniciar un nuevo negocio la venta de pollos al carbón, actividad que hasta la fecha sigue realizando en la zona de Caleta en a Acapulco Tradicional.

Un asador, unas pinzas y un mandil, se convirtieron en sus nuevas herramientas de trabajo, hoy en día Ernesto no se olvida de la albañilería porque fue el primero oficio que le dio de comer en los primeros años que llegó a este destino de playa.

Lea también: Variedad y tradición en la dieta de un costeño

Ernesto es originario de la Ciudad de México y llegó al puerto en busca de una mejor vida para él y su familia; ahora Acapulco es el destino de playa donde vive, trabaja y donde realiza sus sueños de mejorar su situación aún con el intenso calor que representan las brazas que se encuentran en el asador donde colocar los pollos que pone a la venta de turistas y acapulqueños.

El buen sabor y el sazón que le pone a los pollos al carbón, acompañados por salsa, verdura, espagueti, cebolla y tortillas, le ha dado la satisfacción de vender en fines de semana hasta cien pollos y entre semana entre 10 y 20 con sus clientes que llegan al local donde trabaja en la zona de Caleta.

La jornada de trabajo para Ernesto empieza a las 08:00 de la mañana, hora en la que llega al local para preparar sus herramientas de trabajo, así como los pollos que una hora después a las 09:00 de la mañana, inicia a vender ya con todos los condimentos que lleva cada pollo entero, medio o por cuarto que le es solicitado.

Los pollos de Ernesto ya se convirtieron en una tradición en la zona de Caleta y Caletilla, ya que segura que tiene a clientes que son turistas que llegan al puerto cada fin de semana, y acuden al local para adquirir los pollos al carbón y adobados.

La jornada de trabajo para Ernesto empieza a las 08:00 de la mañana. /Foto: Abraham Martínez | El Sol de Acapulco.

Local

Encabeza alcaldesa el programa “Playas Limpias” en Acapulco

La presidenta de Acapulco Abelina López Rodríguez convocó a la ciudadanía a qué domingo a domingo se realice el operativo de limpieza en las playas del municipio

Local

Bloquean Costera de Acapulco en plena temporada de vacaciones

En plena temporada de vacaciones en Acapulco, ex trabajadores toman la vía principal para exigir el cumplimiento de diversas demandas al gobierno municipal

Estado

Hospital de Chilpancingo está saturado con casos de dengue

Trabajadores del Hospital General "Raymundo Abarca Alarcón" de Chilpancingo admitieron que el nosocomio no se da abasto para atender a los pacientes

Estado

Devastan zona reforestada para construcción de cuartel militar

Las instalaciones para albergar al 6to. Batallón de Ingenieros de Combate se construyeron en cerca de 100 hectáreas donde se talaron miles de árboles de pino, asegura cronista de la colonia del PRI

Estado

Extorsión debe tipificarse como un delito grave en Guerrero

La Confederación Patronal de la República Mexicana solicita a los integrantes del Congreso local que legislen para catalogar la extorsión como delito grave

Doble Vía

¿De pollo o puerco? El pozole guerrerense ¡ya tiene su día!

Miembros de Canirac conmemorarán el Día del Pozole Guerrerense cada tercer jueves de julio, como una forma de darle valor gastronómico y cultural