/ martes 12 de septiembre de 2017

Cleto Reyes forjó una leyenda con los guantes del nocaut

Ni siquiera le tecnología han podido superar la creatividad y pasión del mexicano, que ha cubierto los puños de los mejores del ring

Cuando don Cleto Reyes (nació en la Ciudad de México el 26 de abril de 1920) dio los primeros pedalazos a su vieja máquina de coser en el pequeño taller de su hogar para elaborar sus primeros guantes de boxeo, lo hizo por la necesidad de conseguir dinero para su familia. Nunca imaginó que la pasión con que lo hizo los llevaría a ser buscados por los mejores boxeadores del mundo. Así, aquel humilde talabartero daba nacimiento a lo que hoy se conoce como Industrias Reyes y que llegaría a superar a las grandes marcas establecidas.

Desde Muhammad Alí hasta Manny Pacquiao -el ídolo filipino los tiene como sus favoritos- han usado los “guantes del nocaut” o los “guantes de los campeones”.

 

Se los puso Juan Manuel Márquez para aplicar aquel terrible nocaut al mismo Pacquiao, en diciembre de 2012, en Las Vegas.

El señor Cleto había sostenido una pelea de aficionados y aunque fue la única vez que intercambió golpes, sintió muy incómodos aquellos guantes. Entonces decidió mejorar su hechura en su domicilio de las calles de Wagner, colonia Vallejo.

Él sabía trabajar el cuero pues laboraba desde los 12 años de edad en un taller de talabartería para artículos de beisbol.

Luego de aquella sola pelea -tenía 19 años-, buscó proteger los puños de los púgiles.

 

En plena época de la reconstrucción nacional tras la lucha revolucionaria, colocó sus productos poco a poco, no sin la reticencia de su esposa, la señora Martha Pérez, quien le decía que “nadie puede vivir de hacer guantes”.

Eduardo Alberto Reyes Pérez, el cuarto de sus seis hijos, puso especial atención en aprender.

Alberto Reyes, como se le conoce, nos cuenta: "Cuando le dije a mi mami que iba a ayudarle a mi papá, me contestó: 'y ya vas a doblar la joroba como tu padre’, a lo que le respondí que yo iba a hacer una empresa del taller”.

 

La clave, nos remarca, “es poner cariño, amor y pasión en tu trabajo”, aunque él lo convirtió en obsesión.

Alberto vivió un cuarto de siglo de su vida encerrado, para hacer crecer el negocio. En enero pasado cumplió 46 años de trabajo.

Don Cleto -falleció el 3 de enero de 1999- acostumbraba envolver su producto en papel de china y ponerlo en cajas de zapatos, “para que el manoseo no le afectara”.

Alberto siguió el ejemplo, aunque ahora se recubren con laca y son envueltos en plástico muy fino tras pasar por rigurosas pruebas de calidad.

Cuando don Cleto Reyes (nació en la Ciudad de México el 26 de abril de 1920) dio los primeros pedalazos a su vieja máquina de coser en el pequeño taller de su hogar para elaborar sus primeros guantes de boxeo, lo hizo por la necesidad de conseguir dinero para su familia. Nunca imaginó que la pasión con que lo hizo los llevaría a ser buscados por los mejores boxeadores del mundo. Así, aquel humilde talabartero daba nacimiento a lo que hoy se conoce como Industrias Reyes y que llegaría a superar a las grandes marcas establecidas.

Desde Muhammad Alí hasta Manny Pacquiao -el ídolo filipino los tiene como sus favoritos- han usado los “guantes del nocaut” o los “guantes de los campeones”.

 

Se los puso Juan Manuel Márquez para aplicar aquel terrible nocaut al mismo Pacquiao, en diciembre de 2012, en Las Vegas.

El señor Cleto había sostenido una pelea de aficionados y aunque fue la única vez que intercambió golpes, sintió muy incómodos aquellos guantes. Entonces decidió mejorar su hechura en su domicilio de las calles de Wagner, colonia Vallejo.

Él sabía trabajar el cuero pues laboraba desde los 12 años de edad en un taller de talabartería para artículos de beisbol.

Luego de aquella sola pelea -tenía 19 años-, buscó proteger los puños de los púgiles.

 

En plena época de la reconstrucción nacional tras la lucha revolucionaria, colocó sus productos poco a poco, no sin la reticencia de su esposa, la señora Martha Pérez, quien le decía que “nadie puede vivir de hacer guantes”.

Eduardo Alberto Reyes Pérez, el cuarto de sus seis hijos, puso especial atención en aprender.

Alberto Reyes, como se le conoce, nos cuenta: "Cuando le dije a mi mami que iba a ayudarle a mi papá, me contestó: 'y ya vas a doblar la joroba como tu padre’, a lo que le respondí que yo iba a hacer una empresa del taller”.

 

La clave, nos remarca, “es poner cariño, amor y pasión en tu trabajo”, aunque él lo convirtió en obsesión.

Alberto vivió un cuarto de siglo de su vida encerrado, para hacer crecer el negocio. En enero pasado cumplió 46 años de trabajo.

Don Cleto -falleció el 3 de enero de 1999- acostumbraba envolver su producto en papel de china y ponerlo en cajas de zapatos, “para que el manoseo no le afectara”.

Alberto siguió el ejemplo, aunque ahora se recubren con laca y son envueltos en plástico muy fino tras pasar por rigurosas pruebas de calidad.

Local

Como si nada; turistas y acapulqueños ingieren bebidas alcohólicas en miradores de la avenida Escénica

Sin que alguna autoridad lo impida, decenas de ciudadanos se dan cita en los miradores de la avenida Escénica para consumir bebidas alcohólicas.

Local

Guerrero suma 11 mil 177 contagios de Covid-19

De acuerdo con el reporte de la SSA, las colonias Ciudad Renacimiento, Zapata e Infonavit Coloso concentran los casos activos de Covid-19 en Acapulco

Estado

Pondrá SSA en funcionamiento nuevo hospital de Cruz Grande

El gobernador Héctor Astudillo Flores adelantó que contratarán equipo humano y comprarán insumos para el nuevo nosocomio en Cruz Grande.

Mundo

Partidos opositores boicotearán comicios en Venezuela

Grupo de los 27 partidos más importantes en el Parlamento acuerdan no participar en las legislativas por considerarlas “un fraude”

Mundo

América Latina duplica muertes por Covid-19 en un mes

Toque de queda en ciudad de Australia ante rebrote; en el mundo, 18 millones de contagios

Sociedad

Buscan que termoeléctrica de Tuxpan amplié la generación de energía

Rocío Nahle anunció inversiones del sector para la entidad en el 2021

Política

En Puebla, hacemos las cosas a nuestra manera: Miguel Barbosa

Admira a López Obrador desde hace 20 años y agradece su apoyo, pero asegura saber que no pertenece a su círculo cercano

México

A un año de la masacre en El Paso, flujo de armas sigue sin freno

Defensores de las víctimas expresaron su frustración porque autoridades prometieron leyes de control de armas para reducir la probabilidad de que más tiroteos masivos se presenten

Finanzas

Pierde la CNBV al 19% de su personal

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores perdió en menos de un año a 327 colaboradores