imagotipo

Innecesario el Frente Amplio Democrático

  • Juan López

Síguenos en Twitter y ten la información siempre al momento.

Luis Echeverría y Vicente Fox son idénticos: semejantes como dos gotas de agua; del PRI y PAN pero somáticamente una misma cepa. Cómo diferenciar a Elba Esther Gordillo de Marta Sahagún si son un molde. Sarta de gente que por una treta u otra, partidos diferentes resbalaron a las simas -abismos, fosas-, del poder. El “Niño Verde” y Pablo Gómez (PRD) han brincado diez períodos consecutivos de la Cámara de Diputados a Senado de la República, asamblea legislativa. Un pasito p´a delante, otro pasito para atrás. Pícaros: ¿No son los mismos?

Ernesto Cordero es igual a Manlio Fabio Beltrones. Dolores Padierna en qué no se parece a Layda Sansores. El establo político es crisol amoral donde se zambullen todos y se adaptan al tipo que la ocasión requiera, para trepar del escaño a la curul, de unas siglas a otras con la única apetencia de nunca quedar al margen de los bienes públicos. La banca es fría (Florencio Salazar dixit).

La ocupación mejor remunerada en México es la política. Por racimo contamos a los funcionarios que de jóvenes fueron pelagatos y hoy son ministros, embajadores, usurpadores de cuello blanco. No te topas nunca con un patriota. Otra labor rentable es el narcotráfico. Donde rivalizan ambiciosos, sedientos y logreros. (Se parecen o no ?). Javier Duarte (PRI) Luis Reynoso Femat (PAN) son cual la Santísima Trinidad: nombres distintos pero el mismo ladrón.

Existe un ícono: Diputado y senador por el PRI. Gobernador por el PRD. Coordinador de Convergencia. Diputado del PT. Delegado con Morena. Se llama Ricardo Monreal. Abundan: Manuel Bartlet Díaz, Porfirio Muñoz Ledo, Javier Lozano Alarcón, Ángel Aguirre, Tajita…

¿Para qué? Un Frente Amplio Democrático que congregue a la misma ralea cobijada en colores distintos, si TODOS cojean de igual apetito: enriquecerse a costillas del erario. Nadie ha propuesto ayuntarse para acabar el atraco que hacen al erario los Ministros de la Corte -600 mil pesos mensuales, vacaciones, seguro de salud, chofer, vehículo blindado, seguridad, viáticos, peaje en autopistas, nepotismo, bonos, antigüedad, jubilación-.

O para cancelar el saqueo de senadores, diputados, embajadores, alcaldes, síndicos y regidores, gobernantes de toda laya, consejeros, prerrogativas de partidos, “aviadores” y todos quienes disfrutan de la piñata del presupuesto.

El único objetivo del Frente Amplio es parar a Morena y a López Obrador. Que no llegue al poder nadie que enmiende el derroche de las élites. Para que los ex presidentes sigan con su jugosa dieta, su vigilancia militar, la servidumbre que los atiende. No proponen que el Frente Amplio sea para incrementar el ingreso per cápita de los trabajadores, eliminar el Fobaproa, auditar la deuda externa y extinguir la delincuencia organizada que azota al país.

El Frente Amplio es para que todo siga igual. Los parásitos del tesoro público desean continuar sin confirmar el nefasto error que es, vivir fuera del presupuesto.

PD: “Cambiar todo para que nada cambie”: Lampedusa.