/ lunes 26 de abril de 2021

¿Y dónde está el PRI?

Guerrero vive un momento atípico en el proceso electoral. No solo es la pandemia por covid-19 que limita la oportunidad de encuentros, de concentraciones, de movilidad. También las reglas del INE tienen más peso y deben ser obedecidas, ahora, ayer, siempre. Son reglas ciudadanas para regular a quienes buscan ser los artífices de la defensa de la Ley.

Para esta contienda, una de las alianzas la conforman dos partidos que han sido gobierno: el PRI, y el PRD.

Ambos partidos tienen su propia historia de lucha que, valga decir, también tiene que ver el PRI con los cambios y con los frenos que dio impulso a la conformación de un partido que decidió escuchar otro sector de la sociedad que había sido hasta reprimido, la izquierda. Y todo lo demás es historia, interesante, pero no para ésta reflexión.

Me voy hacia el candidato de la Alianza PRI-PRD. Mario Moreno Arcos.

Para que no le echen la culpa al pasado, al de al lado, es importante rescatar de las y los candidatos a la Gubernatura de Guerrero, y de los otros 14 estados que renovarán el Poder Ejecutivo Estatal, a quienes tengan experiencia en crisis y que hayan salido adelante. De lo contrario, nunca asumirán el compromiso de resolver, porque no lo han hecho, porque han vivido de la palabra que usan según conveniencia, a modo para los fines que les sean útiles.

En el año 2013 una lluvia atípica –también- puso en riesgo al Estado de Guerrero todo. Dimos cuenta de ello. Como de lo que vivimos cerca del Municipio de Chilpancingo y de sus gobernantes, en ese momento como Edil, Mario Moreno Arcos.

Lo vimos sacar la casta. Caminar bajo la lluvia, entre el arroyo crecido de las calles que se habían convertido en ríos. Lo vimos encabezar las acciones de desalojo, privilegiar la vida y buscar el rescate de toda una localidad que estaba a punto de desaparecer, con todo y habitantes. Solo había una forma de rescatarlos: por aire, con suma de esfuerzos con la SEDENA, con voluntad, con estrategia. Y salieron con vida, sin pérdida de vidas humanas.

Ahora como Candidato a la Gubernatura lo vemos con fuerza, con serenidad, con valentía, con propuestas, con ánimo. Enfrentando todo, hasta las descalificaciones de que “no está prendiendo”. Pero, en esta Alianza me pregunto: ¿y, dónde está el PRI?. El dirigente estatal logró negociar la primera posición para ser, de nueva cuenta, Legislador, es decir, sea cual sea el resultado él gana. Y su experiencia para Coordinar una campaña, dónde esta?. No han sumado a las mujeres, al contrario, han sido groseras con muchas mujeres solo guiadas por antipatías. No han sumado a la juventud. No han movido a la estructura para mostrar músculo. A diferencia del PRD que, aunque aún hay sectores por conquistar, está comprometido.

Vemos a personajes del PRI tomándose fotos en “visitas” múltiples a personajes del Estado, pero ningún pie de foto “dice” nada sobre la contienda y menos sobre el Candidato.

Estamos casi a 40 días de que se lleve a cabo la elección. Mario no baja la guardia. Y está a tiempo de mostrarse fuerte, de hacer los cambios que sean necesarios o, al menos, recordarles quien es el candidato. Quizá por eso regresó Aguirre. Sigue siendo un líder que concita a ambos grupos. Mientras otras y otros siguen en la pose. Surrealismo?

Guerrero vive un momento atípico en el proceso electoral. No solo es la pandemia por covid-19 que limita la oportunidad de encuentros, de concentraciones, de movilidad. También las reglas del INE tienen más peso y deben ser obedecidas, ahora, ayer, siempre. Son reglas ciudadanas para regular a quienes buscan ser los artífices de la defensa de la Ley.

Para esta contienda, una de las alianzas la conforman dos partidos que han sido gobierno: el PRI, y el PRD.

Ambos partidos tienen su propia historia de lucha que, valga decir, también tiene que ver el PRI con los cambios y con los frenos que dio impulso a la conformación de un partido que decidió escuchar otro sector de la sociedad que había sido hasta reprimido, la izquierda. Y todo lo demás es historia, interesante, pero no para ésta reflexión.

Me voy hacia el candidato de la Alianza PRI-PRD. Mario Moreno Arcos.

Para que no le echen la culpa al pasado, al de al lado, es importante rescatar de las y los candidatos a la Gubernatura de Guerrero, y de los otros 14 estados que renovarán el Poder Ejecutivo Estatal, a quienes tengan experiencia en crisis y que hayan salido adelante. De lo contrario, nunca asumirán el compromiso de resolver, porque no lo han hecho, porque han vivido de la palabra que usan según conveniencia, a modo para los fines que les sean útiles.

En el año 2013 una lluvia atípica –también- puso en riesgo al Estado de Guerrero todo. Dimos cuenta de ello. Como de lo que vivimos cerca del Municipio de Chilpancingo y de sus gobernantes, en ese momento como Edil, Mario Moreno Arcos.

Lo vimos sacar la casta. Caminar bajo la lluvia, entre el arroyo crecido de las calles que se habían convertido en ríos. Lo vimos encabezar las acciones de desalojo, privilegiar la vida y buscar el rescate de toda una localidad que estaba a punto de desaparecer, con todo y habitantes. Solo había una forma de rescatarlos: por aire, con suma de esfuerzos con la SEDENA, con voluntad, con estrategia. Y salieron con vida, sin pérdida de vidas humanas.

Ahora como Candidato a la Gubernatura lo vemos con fuerza, con serenidad, con valentía, con propuestas, con ánimo. Enfrentando todo, hasta las descalificaciones de que “no está prendiendo”. Pero, en esta Alianza me pregunto: ¿y, dónde está el PRI?. El dirigente estatal logró negociar la primera posición para ser, de nueva cuenta, Legislador, es decir, sea cual sea el resultado él gana. Y su experiencia para Coordinar una campaña, dónde esta?. No han sumado a las mujeres, al contrario, han sido groseras con muchas mujeres solo guiadas por antipatías. No han sumado a la juventud. No han movido a la estructura para mostrar músculo. A diferencia del PRD que, aunque aún hay sectores por conquistar, está comprometido.

Vemos a personajes del PRI tomándose fotos en “visitas” múltiples a personajes del Estado, pero ningún pie de foto “dice” nada sobre la contienda y menos sobre el Candidato.

Estamos casi a 40 días de que se lleve a cabo la elección. Mario no baja la guardia. Y está a tiempo de mostrarse fuerte, de hacer los cambios que sean necesarios o, al menos, recordarles quien es el candidato. Quizá por eso regresó Aguirre. Sigue siendo un líder que concita a ambos grupos. Mientras otras y otros siguen en la pose. Surrealismo?

ÚLTIMASCOLUMNAS
lunes 19 de julio de 2021

“AMLO en Guerrero”

Surrealismo político

Martín Martínez Olvera

lunes 12 de julio de 2021

“O cambiamos o nos cambian: JFRM”

Surrealismo político

Martín Martínez Olvera

lunes 05 de julio de 2021

“México sin distractores”

Surrealismo político

Martín Martínez Olvera

lunes 28 de junio de 2021

“¿Quién es quién?”

Surrealismo político

Martín Martínez Olvera

lunes 21 de junio de 2021

“Aspiracionista: Día del Padre”

Surrealismo político

Martín Martínez Olvera

domingo 13 de junio de 2021

Evelyn hace historia, sin historia

Surrealismo Político

Martín Martínez Olvera

domingo 06 de junio de 2021

“Una elección atípica”

Surrealismo político

Martín Martínez Olvera

domingo 30 de mayo de 2021

Adhesión política

Surrealismo Político

Martín Martínez Olvera

Cargar Más