/ domingo 6 de junio de 2021

“Una elección atípica”

Estoy platicando con tres generaciones que han vivido elecciones, conmigo cuatro experiencias de vida en este sentido, llega una llamada más que se suma a mi reflexión, ya son cinco. Mi suegra que ayer cumplió años y aún cuando reserva el número y sonreímos en los ajustes que realiza mi cuñada Lulú, sumamos la reflexión de Aldo y la de mi sobrina Megan. El tema es inevitable, acabamos de emitir nuestro sufragio, coincidimos en que hemos cumplido con el compromiso que como ciudadanos tenemos con el estado y con el país en estas elecciones concurrentes.

Guerrero ha estado más que presente en esta jornada electoral, sabemos que los episodios que fueron sucediendo sólo marcaron la propia crisis de valores que se ha impulsado desde el centro para confundir, desunir y violentar los escenarios electorales, y nos toca ahora mostrar que estamos más allá de esa inmediatez noticiosa para convertirnos en los artífices de un voto razonado, responsable y serio.

En este escenario cotidiano que vivimos quedó claro que desde el centro del país se forjó un escenario innecesario de confrontación, que buscó suplantar la voluntad popular al condicionamiento del voto bajo la presión y el miedo al futuro.

La elección, coincidimos en la familia, no era acudir a una cita sólo porque contamos con credencial de elector, era acudir para contribuir a que el contexto del futuro de Guerrero y del país, también se diseñara con nuestra participación.

Cómo apostar por un estado con intranquilidad, con inseguridad, sin propuestas, sin ruta?

Aún estamos dentro de una pandemia y esta plaga que nos enseñó que somos vulnerables en materia de salud, también nos refirió que el sector social medio alto ha desaparecido de acuerdo a nuestra medición de resultados por plática, sondeo y consulta a las amistades y familiares por la afectación económica que aún no tiene diseño de futuro.

En este contexto podemos decir que la elección fue atípica desarrollada en medio de una pandemia que no permitía una gran concentración ciudadana, donde los medios de comunicación y redes sociales formamos parte del desarrollo informativo como un compromiso ineludible con nuestra responsabilidad social, pero que no todas ni todos los candidatos asumieron el compromiso de estar en contacto con el electorado, y tampoco todas y todos estuvieron en el tenor de aportar ni propiciaron una disyuntiva, preocupante esto último.

A la breve reflexión familiar se suman vecinos que han acudido a votar. Pero no cambia el sentido de la apreciación de la elección, ni el sentido de la responsabilidad ciudadana. La edad y la experiencia en elecciones se mantiene en la misma preocupación sobre la ruta a la que habrá de encaminar el voto mayoritario si éste no ha sido emitido de forma razonada, con el análisis de las propuestas que diseñan una prospectiva de futuro.

Faltan unas horas para que termine la jornada electoral. Hemos visto en la cobertura una gran participación. Cuando usted que me hace favor de leerme lo haga, ya sabrá quién se levantó con el triunfo en Guerrero, y sabremos para entonces, hacia dónde se encamina la ruta de la entidad. Será hacia la estabilidad? Surrealismo?

Estoy platicando con tres generaciones que han vivido elecciones, conmigo cuatro experiencias de vida en este sentido, llega una llamada más que se suma a mi reflexión, ya son cinco. Mi suegra que ayer cumplió años y aún cuando reserva el número y sonreímos en los ajustes que realiza mi cuñada Lulú, sumamos la reflexión de Aldo y la de mi sobrina Megan. El tema es inevitable, acabamos de emitir nuestro sufragio, coincidimos en que hemos cumplido con el compromiso que como ciudadanos tenemos con el estado y con el país en estas elecciones concurrentes.

Guerrero ha estado más que presente en esta jornada electoral, sabemos que los episodios que fueron sucediendo sólo marcaron la propia crisis de valores que se ha impulsado desde el centro para confundir, desunir y violentar los escenarios electorales, y nos toca ahora mostrar que estamos más allá de esa inmediatez noticiosa para convertirnos en los artífices de un voto razonado, responsable y serio.

En este escenario cotidiano que vivimos quedó claro que desde el centro del país se forjó un escenario innecesario de confrontación, que buscó suplantar la voluntad popular al condicionamiento del voto bajo la presión y el miedo al futuro.

La elección, coincidimos en la familia, no era acudir a una cita sólo porque contamos con credencial de elector, era acudir para contribuir a que el contexto del futuro de Guerrero y del país, también se diseñara con nuestra participación.

Cómo apostar por un estado con intranquilidad, con inseguridad, sin propuestas, sin ruta?

Aún estamos dentro de una pandemia y esta plaga que nos enseñó que somos vulnerables en materia de salud, también nos refirió que el sector social medio alto ha desaparecido de acuerdo a nuestra medición de resultados por plática, sondeo y consulta a las amistades y familiares por la afectación económica que aún no tiene diseño de futuro.

En este contexto podemos decir que la elección fue atípica desarrollada en medio de una pandemia que no permitía una gran concentración ciudadana, donde los medios de comunicación y redes sociales formamos parte del desarrollo informativo como un compromiso ineludible con nuestra responsabilidad social, pero que no todas ni todos los candidatos asumieron el compromiso de estar en contacto con el electorado, y tampoco todas y todos estuvieron en el tenor de aportar ni propiciaron una disyuntiva, preocupante esto último.

A la breve reflexión familiar se suman vecinos que han acudido a votar. Pero no cambia el sentido de la apreciación de la elección, ni el sentido de la responsabilidad ciudadana. La edad y la experiencia en elecciones se mantiene en la misma preocupación sobre la ruta a la que habrá de encaminar el voto mayoritario si éste no ha sido emitido de forma razonada, con el análisis de las propuestas que diseñan una prospectiva de futuro.

Faltan unas horas para que termine la jornada electoral. Hemos visto en la cobertura una gran participación. Cuando usted que me hace favor de leerme lo haga, ya sabrá quién se levantó con el triunfo en Guerrero, y sabremos para entonces, hacia dónde se encamina la ruta de la entidad. Será hacia la estabilidad? Surrealismo?

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 13 de junio de 2021

Evelyn hace historia, sin historia

Surrealismo Político

Martín Martínez Olvera

domingo 06 de junio de 2021

“Una elección atípica”

Surrealismo político

Martín Martínez Olvera

domingo 30 de mayo de 2021

Adhesión política

Surrealismo Político

Martín Martínez Olvera

lunes 26 de abril de 2021

¿Y dónde está el PRI?

Surrealismo Político

Martín Martínez Olvera

lunes 19 de abril de 2021

Pruebas políticas y la dejamos pasar

Surrealismo Político

Martín Martínez Olvera

Cargar Más