/ lunes 1 de abril de 2019

Tres de tres. ¡Strike three!

Ya inició la temporada de béisbol de las grandes ligas y la liga mexicana. Siempre me ha gustado, ya que fue el primer deporte organizado que practiqué a nivel infantil y juvenil en el Campo Deportivo Apolonio Castillo de Acapulco. No pierdo la oportunidad de asistir o ver un buen juego en México o fuera del país. ¡Play Ball!

La semana pasada fuimos testigos de la presencia del presidente López Obrador en la inauguración del nuevo estadio de los Diablos Rojos del México -mi equipo favorito- quien al hacer uso de la palabra fué acompañado de sonora silbatina por la “porra fifí”, dijo él, en referencia al “respetable público” asistente. ¡Strike one!

Corrieron los días y en la “mañanera* el presidente comentó de la carta enviada a los Jefes de Estado de España, Felipe VI y El Vaticano, Jorge Mario Bergoglio, a quienes solicitó “pedir perdón a los pueblos originarios por los agravios y violaciones a lo que ahora se conoce como derechos humanos”. La Cancillería española contestó por la misma vía de manera negativa.

El Vaticano ignoró hasta el momento la nota diplomática y rechazó la invitación hecha al Papa Francisco de visitar México en el 2021. ¡Strike two!


El jueves, Donald Trump, retomó el discurso duro contra México, señalando que, “el gobierno habla mucho y no hace nada para ayudar a contener la crisis migratoria”.


Para cerrar la semana, amenazó con “cerrar la maldita frontera total o parcialmente si las autoridades mexicanas no detienen inmediatamente y por completo el flujo de inmigrantes ilegales”.


Sin duda, el presidente de México tuvo una semana muy movida que le generó “ruido mediático” cayendo en un “slump” del cual es conveniente salir lo antes posible; “pichando” a la defensiva, curvas, torniquetes y rectas de 95 millas y “bateando” -macaneando- a la ofensiva, promedio de 300; con el riesgo de que el “ligamayorista” abridor de los Nacionales de Washington, Donald Trump, lo pueda “ponchar”, lanzando “sliders” con cambios de velocidad que lo hagan “abanicar” en un próximo duelo internacional por jugarse y el “umpire” pueda “cantar”: Strike Three, ¡Out!


P.D. No es lejano que en los próximos juegos contra las “novenas” de los Estados Unidos y Canadá, nos vayamos a “extra innings” en la aprobación del TMEC, ya que el “picher” D. Trump, tiene por delante un duelo con el “duro equipo” de los “Congresistas Demócratas” de Washington y corre el riesgo de salir “blanqueado”.


Como siempre, usted tiene la mejor opinión.

Ya inició la temporada de béisbol de las grandes ligas y la liga mexicana. Siempre me ha gustado, ya que fue el primer deporte organizado que practiqué a nivel infantil y juvenil en el Campo Deportivo Apolonio Castillo de Acapulco. No pierdo la oportunidad de asistir o ver un buen juego en México o fuera del país. ¡Play Ball!

La semana pasada fuimos testigos de la presencia del presidente López Obrador en la inauguración del nuevo estadio de los Diablos Rojos del México -mi equipo favorito- quien al hacer uso de la palabra fué acompañado de sonora silbatina por la “porra fifí”, dijo él, en referencia al “respetable público” asistente. ¡Strike one!

Corrieron los días y en la “mañanera* el presidente comentó de la carta enviada a los Jefes de Estado de España, Felipe VI y El Vaticano, Jorge Mario Bergoglio, a quienes solicitó “pedir perdón a los pueblos originarios por los agravios y violaciones a lo que ahora se conoce como derechos humanos”. La Cancillería española contestó por la misma vía de manera negativa.

El Vaticano ignoró hasta el momento la nota diplomática y rechazó la invitación hecha al Papa Francisco de visitar México en el 2021. ¡Strike two!


El jueves, Donald Trump, retomó el discurso duro contra México, señalando que, “el gobierno habla mucho y no hace nada para ayudar a contener la crisis migratoria”.


Para cerrar la semana, amenazó con “cerrar la maldita frontera total o parcialmente si las autoridades mexicanas no detienen inmediatamente y por completo el flujo de inmigrantes ilegales”.


Sin duda, el presidente de México tuvo una semana muy movida que le generó “ruido mediático” cayendo en un “slump” del cual es conveniente salir lo antes posible; “pichando” a la defensiva, curvas, torniquetes y rectas de 95 millas y “bateando” -macaneando- a la ofensiva, promedio de 300; con el riesgo de que el “ligamayorista” abridor de los Nacionales de Washington, Donald Trump, lo pueda “ponchar”, lanzando “sliders” con cambios de velocidad que lo hagan “abanicar” en un próximo duelo internacional por jugarse y el “umpire” pueda “cantar”: Strike Three, ¡Out!


P.D. No es lejano que en los próximos juegos contra las “novenas” de los Estados Unidos y Canadá, nos vayamos a “extra innings” en la aprobación del TMEC, ya que el “picher” D. Trump, tiene por delante un duelo con el “duro equipo” de los “Congresistas Demócratas” de Washington y corre el riesgo de salir “blanqueado”.


Como siempre, usted tiene la mejor opinión.