/ miércoles 27 de febrero de 2019

Surrealismo Político

La elección intermedia para el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador cruza por la elección constitucional para renovar el poder Ejecutivo Estatal de Guerrero. En este cambio de estructuras que estamos siendo testigos va anunciando y cerrando el Presidente de México, se mantendrá la idea de que los Gobernadores designan a quien les sucederá en el cargo?, claro, concertando con los grupos políticos que interactúan en su entidad, como los ex gobernadores.

Evidentemente el Gobernador Héctor Astudillo Flores no pertenece al partido político del Presidente de México, pero ha tenido que entrar a concertar para encontrar puntos de gobernabilidad que les permita a ambos dar estabilidad a sus puntos de responsabilidad gubernativa, caso concreto la Guardia Nacional, donde el Mandatario guerrerense, junto con el de Sonora y del Estado de México, no solo acudieron a las cámaras a fijar su postura a favor de este proyecto, sino que además buscarían que sus representantes populares inclinaran su voto a favor de esta propuesta de AMLO. Es decir, ganaron un punto a su favor.

Pero ese punto puede ayudar a gobernadores a inclinar su voz hacia una o un prospecto, entendiéndolo como un personaje de SU grupo, para continuar la carrera política de su antecesor?, es decir, podría Héctor Astudillo colocar a alguien de su grupo y afecto como su delfín para ser candidata o candidato a la gubernatura? O podría inclinar la designación de alguno de MORENA concertando el futuro a su favor?

Para esa posición alzo la voz directo y de cara al Mandatario estatal, Félix Salgado Macedonio quien cuando era Senador Electo le espetó a Astudillo que con el apoyo de AMLO lograría ser el candidato y le preguntó su opinión, que fue favorable a los oídos del otrora periodista. Solo que esa plática no se quedó en el círculo donde se produjo, y cuando salió, se escuchó otra voz levantando la palabra para atraer hacia si los reflectores, alguien que tendría a su cargo nada más ni nada menos que la atención de toooodos los programas federales, entendiendo esto por los que saben de política que la mano que se extiende es recordada en el proceso electoral, y Pablo Amilcar considera que esa posición es suya.

Pero MORENA tiene otros dos personajes más en busca de esa posición: una mujer que funge como alcaldesa de Acapulco, aunque se le señalan ciertos des aciertos, Adela Román, y un personaje heredero de la lucha de su Padre, Genaro Vázquez.

Solo que el partido del Gobernador, el PRI, se está moviendo. Y algunas voces señalan hacia Mario Moreno Arcos, que ha buscado esa posición y que tiene menos puntos negativos y los positivos lo acercan con menos duda hacia la posibilidad de conciliar otros grupos. Por ejemplo, el que encabeza el ex Gobernador Ángel Aguirre Rivero que no ha dejado de moverse y busca que el PRD, el partido al que se fue dejando al PRI para contender con éxito por la Gubernatura, logre acuerdos para ir en alianza en contra del partido con más posiciones y posibilidades en este momento, si, en este momento de ganar, MORENA. Y para ello tiene dos buenas posiciones, un Alcalde y un Funcionario.

Podría el Gobernador Héctor Astudillo entrar para colocar una pieza que le ayude a negociar? O las posibilidades de triunfo van por una alianza fuera de su cuadro de confianza. Según se ve, el 2021 está ya rodando. Y cada cual busca mantener su poder. Sin dejar de recordar que la política es de tiempo y circunstancia.

La elección intermedia para el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador cruza por la elección constitucional para renovar el poder Ejecutivo Estatal de Guerrero. En este cambio de estructuras que estamos siendo testigos va anunciando y cerrando el Presidente de México, se mantendrá la idea de que los Gobernadores designan a quien les sucederá en el cargo?, claro, concertando con los grupos políticos que interactúan en su entidad, como los ex gobernadores.

Evidentemente el Gobernador Héctor Astudillo Flores no pertenece al partido político del Presidente de México, pero ha tenido que entrar a concertar para encontrar puntos de gobernabilidad que les permita a ambos dar estabilidad a sus puntos de responsabilidad gubernativa, caso concreto la Guardia Nacional, donde el Mandatario guerrerense, junto con el de Sonora y del Estado de México, no solo acudieron a las cámaras a fijar su postura a favor de este proyecto, sino que además buscarían que sus representantes populares inclinaran su voto a favor de esta propuesta de AMLO. Es decir, ganaron un punto a su favor.

Pero ese punto puede ayudar a gobernadores a inclinar su voz hacia una o un prospecto, entendiéndolo como un personaje de SU grupo, para continuar la carrera política de su antecesor?, es decir, podría Héctor Astudillo colocar a alguien de su grupo y afecto como su delfín para ser candidata o candidato a la gubernatura? O podría inclinar la designación de alguno de MORENA concertando el futuro a su favor?

Para esa posición alzo la voz directo y de cara al Mandatario estatal, Félix Salgado Macedonio quien cuando era Senador Electo le espetó a Astudillo que con el apoyo de AMLO lograría ser el candidato y le preguntó su opinión, que fue favorable a los oídos del otrora periodista. Solo que esa plática no se quedó en el círculo donde se produjo, y cuando salió, se escuchó otra voz levantando la palabra para atraer hacia si los reflectores, alguien que tendría a su cargo nada más ni nada menos que la atención de toooodos los programas federales, entendiendo esto por los que saben de política que la mano que se extiende es recordada en el proceso electoral, y Pablo Amilcar considera que esa posición es suya.

Pero MORENA tiene otros dos personajes más en busca de esa posición: una mujer que funge como alcaldesa de Acapulco, aunque se le señalan ciertos des aciertos, Adela Román, y un personaje heredero de la lucha de su Padre, Genaro Vázquez.

Solo que el partido del Gobernador, el PRI, se está moviendo. Y algunas voces señalan hacia Mario Moreno Arcos, que ha buscado esa posición y que tiene menos puntos negativos y los positivos lo acercan con menos duda hacia la posibilidad de conciliar otros grupos. Por ejemplo, el que encabeza el ex Gobernador Ángel Aguirre Rivero que no ha dejado de moverse y busca que el PRD, el partido al que se fue dejando al PRI para contender con éxito por la Gubernatura, logre acuerdos para ir en alianza en contra del partido con más posiciones y posibilidades en este momento, si, en este momento de ganar, MORENA. Y para ello tiene dos buenas posiciones, un Alcalde y un Funcionario.

Podría el Gobernador Héctor Astudillo entrar para colocar una pieza que le ayude a negociar? O las posibilidades de triunfo van por una alianza fuera de su cuadro de confianza. Según se ve, el 2021 está ya rodando. Y cada cual busca mantener su poder. Sin dejar de recordar que la política es de tiempo y circunstancia.

lunes 29 de junio de 2020

El narco: contracultura en boga

domingo 21 de junio de 2020

Cerrar Filas

domingo 14 de junio de 2020

En la mira

lunes 08 de junio de 2020

Cuenta regresiva de gobiernos

domingo 17 de mayo de 2020

Covid frena desarrollo

miércoles 13 de mayo de 2020

Legalizar lo virutal

miércoles 06 de mayo de 2020

Memoria política ante la crisis

lunes 20 de abril de 2020

Surrealismo político

domingo 05 de enero de 2020

Surrealismo Político

miércoles 25 de septiembre de 2019

Surrealismo Político

Cargar Más