/ lunes 14 de enero de 2019

Surrealismo Político

Quisiera pensar que la declaración que vertió el investigador Gabriel Quadri de la Torre fue un error. Creer que eso del hakeo de cuentas sociales le alcanzó y alguien que lo odia la usó para desprestigiarlo, es más, para deshacer su imagen la usó. Sólo que no es así y este tweet “@g_quadri Si México no tuviera que cargar con Guerrero, Oaxaca y Chiapas, sería un país de desarrollo medio y potencia emergente”, agravió.

Quadri que representó al Partido Nueva Alianza en el 2012 como candidato presidencial fingía ser un ciudadano mexicano, como tal, rescató una votación que sustentó en un comportamiento no de un político, sino de un ciudadano queriendo atender a ciudadanos. Finalmente se quitó la venda, y de la nada, como un borracho callejero sacó lo que verdaderamente tiene como esencia, odio al país.

Y tomó a tres entidades que dan al país características especiales cada una: Oaxaca, identidad cultural; Guerrero, el punto de veraneo más conocido del país, con Acapulco, y Chiapas, que ha mostrado belleza natural y cultura. Los tres estados tienen un lazo común, tienen pueblos originarios que han resistido el paso de la conquista, de la revolución y de malas decisiones políticas. Son el reto del gobierno mexicano para cumplir los que establecen como compromisos del Milenio. Pero también, como Guerrero, han contribuido a la grandeza de esta Nación, como lo hace a su manera cada entidad federativa.

Pero el ecologista pasó por alto que cada entidad que él descalifica está habitada por ciudadanos y ciudadanas que merecemos respeto. Pasó por alto, como un borracho con confusión etílica, que el primer mexicano en un viaje a la luna nació en una de esas entidades que él descalifica.

El doctor en economía decidió ocupar sus conocimientos no para ayudar a que las zonas vulnerables del país salgan adelante. Determinó colocarse en una posición criminal haciéndolos ver como una “carga” al erario nacional, y prácticamente endilgando a estas tres entidades el poco desarrollo del país.

Cómo podría el investigador y catedrático volver a pisar suelo de estos tres estados si no ha hecho nada para que dejen atrás las condiciones que las han ubicado en entidades con más subsistencia, crecimiento poblacional, e iniquidad para el desarrollo productivo? ¿Qué ha hecho para que los espacios de veraneo, como los que tiene Guerrero en el denominado triangulo del sol impulsen su desarrollo y mantengan su status de destinos de descanso favoritos? ¿Qué ha hecho Quadri para fortalecer la inversión y hacer que los símbolos culturales que las distinguen sean también los que ayuden a estar en los niveles de entidades del norte del país? ¿Por qué carga la responsabilidad a estas tres entidades, si 29 estados están haciendo también su esfuerzo para salir adelante? ¿En qué ha contribuido y no ha sido una carga el propio ecologista que se autodenomina “liberal” para fortalecer esta patria donde él también nació?

El doctor Quadri muestra que es un farsante que usa la política. Que usa la imagen de intelectual para hacer creer a los demás que es un estudioso. Que se rodea de libros no porque los haya leído o los vaya a leer, sino porque necesita mantener ante los demás la idea de que sabe lo que hace y dice. En el fondo, como otros más, rechaza el país y en lugar de ayudar estorba, convirtiéndose así en una verdadera carga. ¿Habrá disculpa? Quizá, pero no borra el agravio. Y a tu nivel, el que entiendes, saludos a tu progenitora. Surrealismo, ¿no?

Quisiera pensar que la declaración que vertió el investigador Gabriel Quadri de la Torre fue un error. Creer que eso del hakeo de cuentas sociales le alcanzó y alguien que lo odia la usó para desprestigiarlo, es más, para deshacer su imagen la usó. Sólo que no es así y este tweet “@g_quadri Si México no tuviera que cargar con Guerrero, Oaxaca y Chiapas, sería un país de desarrollo medio y potencia emergente”, agravió.

Quadri que representó al Partido Nueva Alianza en el 2012 como candidato presidencial fingía ser un ciudadano mexicano, como tal, rescató una votación que sustentó en un comportamiento no de un político, sino de un ciudadano queriendo atender a ciudadanos. Finalmente se quitó la venda, y de la nada, como un borracho callejero sacó lo que verdaderamente tiene como esencia, odio al país.

Y tomó a tres entidades que dan al país características especiales cada una: Oaxaca, identidad cultural; Guerrero, el punto de veraneo más conocido del país, con Acapulco, y Chiapas, que ha mostrado belleza natural y cultura. Los tres estados tienen un lazo común, tienen pueblos originarios que han resistido el paso de la conquista, de la revolución y de malas decisiones políticas. Son el reto del gobierno mexicano para cumplir los que establecen como compromisos del Milenio. Pero también, como Guerrero, han contribuido a la grandeza de esta Nación, como lo hace a su manera cada entidad federativa.

Pero el ecologista pasó por alto que cada entidad que él descalifica está habitada por ciudadanos y ciudadanas que merecemos respeto. Pasó por alto, como un borracho con confusión etílica, que el primer mexicano en un viaje a la luna nació en una de esas entidades que él descalifica.

El doctor en economía decidió ocupar sus conocimientos no para ayudar a que las zonas vulnerables del país salgan adelante. Determinó colocarse en una posición criminal haciéndolos ver como una “carga” al erario nacional, y prácticamente endilgando a estas tres entidades el poco desarrollo del país.

Cómo podría el investigador y catedrático volver a pisar suelo de estos tres estados si no ha hecho nada para que dejen atrás las condiciones que las han ubicado en entidades con más subsistencia, crecimiento poblacional, e iniquidad para el desarrollo productivo? ¿Qué ha hecho para que los espacios de veraneo, como los que tiene Guerrero en el denominado triangulo del sol impulsen su desarrollo y mantengan su status de destinos de descanso favoritos? ¿Qué ha hecho Quadri para fortalecer la inversión y hacer que los símbolos culturales que las distinguen sean también los que ayuden a estar en los niveles de entidades del norte del país? ¿Por qué carga la responsabilidad a estas tres entidades, si 29 estados están haciendo también su esfuerzo para salir adelante? ¿En qué ha contribuido y no ha sido una carga el propio ecologista que se autodenomina “liberal” para fortalecer esta patria donde él también nació?

El doctor Quadri muestra que es un farsante que usa la política. Que usa la imagen de intelectual para hacer creer a los demás que es un estudioso. Que se rodea de libros no porque los haya leído o los vaya a leer, sino porque necesita mantener ante los demás la idea de que sabe lo que hace y dice. En el fondo, como otros más, rechaza el país y en lugar de ayudar estorba, convirtiéndose así en una verdadera carga. ¿Habrá disculpa? Quizá, pero no borra el agravio. Y a tu nivel, el que entiendes, saludos a tu progenitora. Surrealismo, ¿no?

martes 27 de agosto de 2019

Así opina OFLO

jueves 01 de agosto de 2019

ASÍ OPINA OFLO

miércoles 05 de junio de 2019

Así opina Oflo

lunes 20 de mayo de 2019

Así opina OFLO

martes 14 de mayo de 2019

Así opina Oflo

miércoles 06 de marzo de 2019

Así opina Oflo

miércoles 27 de febrero de 2019

Así opina OFLO

miércoles 20 de febrero de 2019

Así opina OFLO

martes 12 de febrero de 2019

Así opina Oflo

jueves 31 de enero de 2019

Así opina Oflo

Cargar Más