/ lunes 14 de mayo de 2018

Surrealismo Político

Local

Cuando el movimiento magisterial de oposición al interior de la propia organización de Maestros surgió, fue visto con beneplácito. Se habló del arribo de la primavera en una clase fundamental y dominante de la sociedad. Pronto nos mostró un músculo distinto, las formas que ejercieron para mostrar solidaridad hacia otros grupos en situación vulnerable o de afectación en sus derechos humanos, incluso las propias de su sector, condujo a un alejamiento social de ellos.

Para la sociedad la nueva organización condujo a considerar que las nuevas formas no buscaban algo más allá de su propio beneficio.

Y empezaron las cuentas para encontrar razones a ese alejamiento. Por ejemplo, la ausencia del magisterio de sus aulas que dejaba a una fresca oportunidad de desarrollo a su propio vaivén por los apretados tiempos de sus padres para tomar completo el desarrollo educacional de sus hijos. Ésta fue una de las causas de alejamiento que no ha logrado el magisterio volver a conquistar y se convirtió hasta en falta de solidaridad hacia las luchas que emprendía, incluso si de sus beneficios se trata.

La falta de cumplimiento del ejercicio docente a los días marcados en el calendario oficial para otorgar a la niñez mexicana su oportunidad de conocimiento, atribuyendo incluso, a ellos, un rasgo de indiferencia estudiantil hacia la superación y con ello hacia el desarrollo personal, familiar y social.

Esta semana que se celebrará el día del Maestro, ¿qué opinión surge de las familias con niñas y niños en aulas? Que lo que viene es una serie de acciones en calles. Que los bloqueos estarán en calles y carreteras. Que dado hay un proceso electoral las sedes de los partidos no están exentos de bloqueos y que la inclinación de los grupos políticos que actúan dentro del magisterio buscarían desestabilizar el propio proceso electoral.

Aunque parece que esto no interesa mucho al magisterio que al salir a una lucha se pierde la primera oportunidad de solidaridad en las aulas. Tampoco considera pueda afectarlo directamente, porque miran como aves pasajeras el lapso de atención y con ello, sin una estancia más allá de ese tiempo, cierran el corazón para no involucrarlo con sus propios intereses.

Y dentro de esos intereses el magisterio puede ver en esta elección una oportunidad para intentar revocar la ley que reformó el sector educativo para intentar sacar un compromiso para retomar la vigencia de la anterior y con ello, recuperar lo que sienten perdieron.

Y ahí está el riesgo del movimiento que pueda iniciar Esta semana. Un riesgo de que se extienda, de que se radicalice, de que llegue hasta el proceso electoral.

Uno de los sectores más amplios para un movimiento es el magisterial. Este sector tiene recursos, infraestructura física, capacidad de movimiento, oportunidad de desplazamiento. Tiene técnica, táctica, estrategia y resistencia.

Y este proceso electoral tiene en juego la presidencia y El Congreso de la Unión. Ese juego de llaves permitirá sentar compromisos de suma y de triunfo, por lo tanto, puede ser un factor que influya en la contienda. Y hay voces que están ya llamándolos desde las campañas, como un canto de sirenas que se mueve hacia las embarcaciones donde puedan alojar su inquietud y resentimiento, que han reflejado ser más fuertes que sus propias esencias. ¿Surrealismo?

Cuando el movimiento magisterial de oposición al interior de la propia organización de Maestros surgió, fue visto con beneplácito. Se habló del arribo de la primavera en una clase fundamental y dominante de la sociedad. Pronto nos mostró un músculo distinto, las formas que ejercieron para mostrar solidaridad hacia otros grupos en situación vulnerable o de afectación en sus derechos humanos, incluso las propias de su sector, condujo a un alejamiento social de ellos.

Para la sociedad la nueva organización condujo a considerar que las nuevas formas no buscaban algo más allá de su propio beneficio.

Y empezaron las cuentas para encontrar razones a ese alejamiento. Por ejemplo, la ausencia del magisterio de sus aulas que dejaba a una fresca oportunidad de desarrollo a su propio vaivén por los apretados tiempos de sus padres para tomar completo el desarrollo educacional de sus hijos. Ésta fue una de las causas de alejamiento que no ha logrado el magisterio volver a conquistar y se convirtió hasta en falta de solidaridad hacia las luchas que emprendía, incluso si de sus beneficios se trata.

La falta de cumplimiento del ejercicio docente a los días marcados en el calendario oficial para otorgar a la niñez mexicana su oportunidad de conocimiento, atribuyendo incluso, a ellos, un rasgo de indiferencia estudiantil hacia la superación y con ello hacia el desarrollo personal, familiar y social.

Esta semana que se celebrará el día del Maestro, ¿qué opinión surge de las familias con niñas y niños en aulas? Que lo que viene es una serie de acciones en calles. Que los bloqueos estarán en calles y carreteras. Que dado hay un proceso electoral las sedes de los partidos no están exentos de bloqueos y que la inclinación de los grupos políticos que actúan dentro del magisterio buscarían desestabilizar el propio proceso electoral.

Aunque parece que esto no interesa mucho al magisterio que al salir a una lucha se pierde la primera oportunidad de solidaridad en las aulas. Tampoco considera pueda afectarlo directamente, porque miran como aves pasajeras el lapso de atención y con ello, sin una estancia más allá de ese tiempo, cierran el corazón para no involucrarlo con sus propios intereses.

Y dentro de esos intereses el magisterio puede ver en esta elección una oportunidad para intentar revocar la ley que reformó el sector educativo para intentar sacar un compromiso para retomar la vigencia de la anterior y con ello, recuperar lo que sienten perdieron.

Y ahí está el riesgo del movimiento que pueda iniciar Esta semana. Un riesgo de que se extienda, de que se radicalice, de que llegue hasta el proceso electoral.

Uno de los sectores más amplios para un movimiento es el magisterial. Este sector tiene recursos, infraestructura física, capacidad de movimiento, oportunidad de desplazamiento. Tiene técnica, táctica, estrategia y resistencia.

Y este proceso electoral tiene en juego la presidencia y El Congreso de la Unión. Ese juego de llaves permitirá sentar compromisos de suma y de triunfo, por lo tanto, puede ser un factor que influya en la contienda. Y hay voces que están ya llamándolos desde las campañas, como un canto de sirenas que se mueve hacia las embarcaciones donde puedan alojar su inquietud y resentimiento, que han reflejado ser más fuertes que sus propias esencias. ¿Surrealismo?

lunes 21 de mayo de 2018

Surrealismo Político

lunes 14 de mayo de 2018

Surrealismo Político

lunes 07 de mayo de 2018

Surrealismo Político

lunes 23 de abril de 2018

Surrealismo Político

lunes 02 de abril de 2018

Surrealismo Político

viernes 09 de marzo de 2018

Crisis por la falta de agua.

lunes 12 de febrero de 2018

La verdad

miércoles 07 de febrero de 2018

Surrealismo Político

martes 16 de enero de 2018

Surrealismo Político

lunes 11 de diciembre de 2017

Surrealismo político

Cargar Más