/ martes 12 de marzo de 2019

¡Se calienta el planeta!

El calentamiento global del nuestro planeta tierra, ocasionado por el daño de grandes empresas de diversos países del mundo y por todo ser humano que se niegan a reconocer el daño ocasionado tanto al planeta, como a la capa de ozono que protege toda clase de vida de nuestro mundo, ocasionado en si por dos factores, el llamado “efecto invernadero” y la acumulación de gases en la atmosfera, emitidos por las diversas actividades humanas, dejando así pasar las radiaciones de sol, el responsable también son los gases, de efecto invernadero, el más abundante es el dióxido de carbono, pero fue a partir de la revolución industrial de nuestro consumo de combustibles fósiles, o sea del gas natural, carbón y petróleo.

Con ello más de 26,500 especies están en peligro de extinción, otros impactos graves del calentamiento global son el derretimiento de los casquetes polares y de los glaciares, el aumento del nivel de mar y la intensificación de los eventos extremos del clima, como huracanes, sequias e incendios, en 1988, la Organización Meteorológica Mundial y el programa de Naciones Unidas, para el medio ambiente fundaron el panel intergubernamental sobre el cambio climático (IPCC). Durante la XXI Conferencia del cambio climático (COP21) de 2015, en París, los 195 países reunidos se comprometieron a implementar medidas para la reducción de emisiones de (GEI) y establecieron como objetivo mantener el aumento de las temperaturas por debajo de los 2°c, el informe más reciente (IPCC) elaborado en Corea del Sur, advierte que no podemos darnos el lujo de llegar a los 2°C enfatizando que MEDIO GRADO IMPORTA y que acotar el calentamiento por debajo del límite de 1.5°c podría reducir la subida del mar en 10 centímetros para 2100, lo cual salvaría zonas costeras y litorales y podría evitar la destrucción del coral, indispensable para el ecosistema, según los expertos el años 2030 es el año límite para una catástrofe ambiental.

Existen diversos factores que influyen en los patrones climáticos del planeta, por ejemplo, el fenómeno del “El niño”. Cada cuatro años aumenta la temperatura de la superficie marina en la costa accidental de Sudamérica, este cambio afecta los vientos alisios alrededor del mundo y genera tormentas invernales en Europa y otras regiones del planeta, un estudio reciente señala que hay un incremento en la desaparición de la capa superficial del hielo de Groenlandia entendía desde comienzos del siglo XX, con efectos directo en el aumento del nivel del mar, si esta capa de hielo del ártico desaparece, el nivel del mar se elevara unos siete metros, lo suficiente para hundir Londres y los Ángeles, ¿Sera culpa nuestra? La verdad hasta los científicos más ecologista han tenido que admitir que al menos de 15 al 30/100 del deshielo se debe a un fenómeno natural llamado “Oscilación multidecadal del Atlántico”, un ciclo natural que se repite cada 65 u 80 años en donde la temperatura de la superficie del mar sufre variaciones, ahora, atraviesa una fase calidad que afectara los glaciares durante mas un década, por tanto una de los corrientes científica que se oponen a la teoría calentamiento global advierte que enfrentamos la amenaza contraria; una nueva glaciación, en 1973, el paleo climatólogo George Kurla, de origen checo, y el geólogo Robley Matthws, de la Universidad de Brown, presentaron un informe al presidente Nixon titulado “EL presente interglaciar, donde el clima es mucho más cálido y tiende a subir justo antes de desplomarse drásticamente. Hoy en día, el físico George E. Marsh uno de los portavoces más respetado en esta teoría, según Marsh “vivimos en un periodo relativamente corto entre glaciaciones”, desafortunadamente para nosotros, la mayoría de los periodos interglaciares duran tan solo 10,000 años, justo lo que ha transcurrido desde la última Edad de Hielo”. De nuevo, existen muchos factores y datos que sirven para apoyar o refutar esta otra modalidad de cambio climático. Pase lo que pase es hora de entender que la tierra hasta el momento, es nuestro único hogar en el universo, tiene un equilibrio mucho más frágil de lo que queremos ver ahora.

La Antártida contiene catorce millones de kilómetros cuadrados de hielo, pero el hielo se va. Los altímetros y radares instalados que apoyan las misiones demostraron que la Antártida está perdiendo millones de toneladas de hielo anualmente debido al calentamiento global.

La tierra nuestro hermoso planeta , se mantiene girando sobre su propio eje, la razón de que no la notemos es que su velocidad de movimiento es sumamente lenta: 0,0007 revoluciones por minuto cada 24 horas y siempre lo hace en la misma dirección, hacia el este, aunque hoy los astronautas fácilmente pueden corroborar que es así, durante siglos esta cuestión se consideró como indemostrable; y en algún momento de la historia, incluso como peligrosa, según denotan los juicios por herejía realizados a astrónomos como Galileo o Giordano Bruno ejecutado tras cuestionar el modelo geocéntrico del universos, aunque a mediados del siglo XIX, el inventor francés Jean Bernard Leon Foucault (1819-1868) logro probarlo sin salir del planeta, que la tierra girada entorno a su propio eje, o sea la tierra se movía y giraba, ya que es un mundo que nunca se detiene, el ser humano es el eterno viajero, sin tener que pagar boleto, cuidemos nuestro planeta tierra que está en peligro, recuerden oficialmente no tenemos otro hogar en el universo, quizá fuera de él, pero a ciencia cierta no lo sabemos, ¿ O usted que opina querido, apreciable y respetable lector, lo podemos cuidar?.


El calentamiento global del nuestro planeta tierra, ocasionado por el daño de grandes empresas de diversos países del mundo y por todo ser humano que se niegan a reconocer el daño ocasionado tanto al planeta, como a la capa de ozono que protege toda clase de vida de nuestro mundo, ocasionado en si por dos factores, el llamado “efecto invernadero” y la acumulación de gases en la atmosfera, emitidos por las diversas actividades humanas, dejando así pasar las radiaciones de sol, el responsable también son los gases, de efecto invernadero, el más abundante es el dióxido de carbono, pero fue a partir de la revolución industrial de nuestro consumo de combustibles fósiles, o sea del gas natural, carbón y petróleo.

Con ello más de 26,500 especies están en peligro de extinción, otros impactos graves del calentamiento global son el derretimiento de los casquetes polares y de los glaciares, el aumento del nivel de mar y la intensificación de los eventos extremos del clima, como huracanes, sequias e incendios, en 1988, la Organización Meteorológica Mundial y el programa de Naciones Unidas, para el medio ambiente fundaron el panel intergubernamental sobre el cambio climático (IPCC). Durante la XXI Conferencia del cambio climático (COP21) de 2015, en París, los 195 países reunidos se comprometieron a implementar medidas para la reducción de emisiones de (GEI) y establecieron como objetivo mantener el aumento de las temperaturas por debajo de los 2°c, el informe más reciente (IPCC) elaborado en Corea del Sur, advierte que no podemos darnos el lujo de llegar a los 2°C enfatizando que MEDIO GRADO IMPORTA y que acotar el calentamiento por debajo del límite de 1.5°c podría reducir la subida del mar en 10 centímetros para 2100, lo cual salvaría zonas costeras y litorales y podría evitar la destrucción del coral, indispensable para el ecosistema, según los expertos el años 2030 es el año límite para una catástrofe ambiental.

Existen diversos factores que influyen en los patrones climáticos del planeta, por ejemplo, el fenómeno del “El niño”. Cada cuatro años aumenta la temperatura de la superficie marina en la costa accidental de Sudamérica, este cambio afecta los vientos alisios alrededor del mundo y genera tormentas invernales en Europa y otras regiones del planeta, un estudio reciente señala que hay un incremento en la desaparición de la capa superficial del hielo de Groenlandia entendía desde comienzos del siglo XX, con efectos directo en el aumento del nivel del mar, si esta capa de hielo del ártico desaparece, el nivel del mar se elevara unos siete metros, lo suficiente para hundir Londres y los Ángeles, ¿Sera culpa nuestra? La verdad hasta los científicos más ecologista han tenido que admitir que al menos de 15 al 30/100 del deshielo se debe a un fenómeno natural llamado “Oscilación multidecadal del Atlántico”, un ciclo natural que se repite cada 65 u 80 años en donde la temperatura de la superficie del mar sufre variaciones, ahora, atraviesa una fase calidad que afectara los glaciares durante mas un década, por tanto una de los corrientes científica que se oponen a la teoría calentamiento global advierte que enfrentamos la amenaza contraria; una nueva glaciación, en 1973, el paleo climatólogo George Kurla, de origen checo, y el geólogo Robley Matthws, de la Universidad de Brown, presentaron un informe al presidente Nixon titulado “EL presente interglaciar, donde el clima es mucho más cálido y tiende a subir justo antes de desplomarse drásticamente. Hoy en día, el físico George E. Marsh uno de los portavoces más respetado en esta teoría, según Marsh “vivimos en un periodo relativamente corto entre glaciaciones”, desafortunadamente para nosotros, la mayoría de los periodos interglaciares duran tan solo 10,000 años, justo lo que ha transcurrido desde la última Edad de Hielo”. De nuevo, existen muchos factores y datos que sirven para apoyar o refutar esta otra modalidad de cambio climático. Pase lo que pase es hora de entender que la tierra hasta el momento, es nuestro único hogar en el universo, tiene un equilibrio mucho más frágil de lo que queremos ver ahora.

La Antártida contiene catorce millones de kilómetros cuadrados de hielo, pero el hielo se va. Los altímetros y radares instalados que apoyan las misiones demostraron que la Antártida está perdiendo millones de toneladas de hielo anualmente debido al calentamiento global.

La tierra nuestro hermoso planeta , se mantiene girando sobre su propio eje, la razón de que no la notemos es que su velocidad de movimiento es sumamente lenta: 0,0007 revoluciones por minuto cada 24 horas y siempre lo hace en la misma dirección, hacia el este, aunque hoy los astronautas fácilmente pueden corroborar que es así, durante siglos esta cuestión se consideró como indemostrable; y en algún momento de la historia, incluso como peligrosa, según denotan los juicios por herejía realizados a astrónomos como Galileo o Giordano Bruno ejecutado tras cuestionar el modelo geocéntrico del universos, aunque a mediados del siglo XIX, el inventor francés Jean Bernard Leon Foucault (1819-1868) logro probarlo sin salir del planeta, que la tierra girada entorno a su propio eje, o sea la tierra se movía y giraba, ya que es un mundo que nunca se detiene, el ser humano es el eterno viajero, sin tener que pagar boleto, cuidemos nuestro planeta tierra que está en peligro, recuerden oficialmente no tenemos otro hogar en el universo, quizá fuera de él, pero a ciencia cierta no lo sabemos, ¿ O usted que opina querido, apreciable y respetable lector, lo podemos cuidar?.


jueves 27 de junio de 2019

¿Por qué hasta ahora?

martes 12 de marzo de 2019

¡Se calienta el planeta!

lunes 04 de marzo de 2019

Más diálogo y menos bloqueos

viernes 28 de diciembre de 2018

Una nómina muy abultada

lunes 26 de noviembre de 2018

La Sierra de Guerrero, un polvorín

miércoles 29 de agosto de 2018

Guerrero cuenta con un gobernador solidario

martes 31 de julio de 2018

Los nuevos funcionarios del estado

Cargar Más