/ lunes 2 de octubre de 2017

Reconstruyendo Guerrero

Para devolverle, no sólo a Guerrero, también a Oaxaca, a Puebla, a Chiapas, a Morelos y a la Ciudad de México la normalidad de que gozaban antes de los terremotos y los ciclones, se requiere que la mayoría de los mexicanos con sentido de responsabilidad, con gran esfuerzo multiplicador, pongamos toda nuestra energía y junto con las autoridades, instituciones asistenciales, altruismo extranjero y nacional, mantengamos encendida la llama de la esperanza.

Aparte de una obligación moral y material con nosotros mismos, se trata de un asunto de voluntad social. México está colapsado no sólo los edificios asolados por las convulsiones telúricas del planeta. Debo reconocer la prontitud de acudir en auxilio de los afectados al gobernador Héctor Astudillo Flores, a Miguel Ángel Mancera, a José Antonio Meade Kuribreña, al Ejército Nacional, a Protección Civil, a la Armada de México y al presidente de la República Enrique Peña Nieto que se ha sostenido al pie de los afligidos sufrientes de los daños, reconfortando la situación con sus acciones inmediatas.

“En Guerrero trabajamos de la mano con el presidente Enrique Peña Nieto para salir adelante”: Es el mensaje que leo en mi mesa de trabajo. La comisión de secretarios de despacho que fueron a los municipios: el Jefe de la Oficina del Gobernador, Alejandro Bravo Abarca; el secretario de Administración y Finanzas, Héctor Apreza Patrón, además de Javier Taja de carreteras y Erika Lurhs Cortez de Comunicación Social; todos a la altura de las urgentes exigencias. Los funcionarios conocieron las afectaciones en escuelas, caminos, viviendas, edificios, así como la iglesia de Olinalá considerada como Patrimonio cultural e histórico, donde el alcalde agradeció a doña Mercedes Calvo de Astudillo, pues este municipio recibió el auxilio de las autoridades desde el mismo día 19 en que ocurrió el sismo.

El doctor Carlos de la Peña estuvo en todo momento al tanto de que las brigadas médicas se mantuvieran al frente de la emergencia y presentes para atender a toda la población que lo requiriera. Como también el titular de la SEG, José Luis González de la Vega se dedicó a valorar y censar la condición de los centros educativos para acceder a los apoyos del gobierno federal.

Concluyo: ninguna región guerrerense ha sido descuidada por la atención oficial para remediar de algún modo los daños causados por los meteoros recientes.

Y es de estricta justicia, reconocerlo.

Para devolverle, no sólo a Guerrero, también a Oaxaca, a Puebla, a Chiapas, a Morelos y a la Ciudad de México la normalidad de que gozaban antes de los terremotos y los ciclones, se requiere que la mayoría de los mexicanos con sentido de responsabilidad, con gran esfuerzo multiplicador, pongamos toda nuestra energía y junto con las autoridades, instituciones asistenciales, altruismo extranjero y nacional, mantengamos encendida la llama de la esperanza.

Aparte de una obligación moral y material con nosotros mismos, se trata de un asunto de voluntad social. México está colapsado no sólo los edificios asolados por las convulsiones telúricas del planeta. Debo reconocer la prontitud de acudir en auxilio de los afectados al gobernador Héctor Astudillo Flores, a Miguel Ángel Mancera, a José Antonio Meade Kuribreña, al Ejército Nacional, a Protección Civil, a la Armada de México y al presidente de la República Enrique Peña Nieto que se ha sostenido al pie de los afligidos sufrientes de los daños, reconfortando la situación con sus acciones inmediatas.

“En Guerrero trabajamos de la mano con el presidente Enrique Peña Nieto para salir adelante”: Es el mensaje que leo en mi mesa de trabajo. La comisión de secretarios de despacho que fueron a los municipios: el Jefe de la Oficina del Gobernador, Alejandro Bravo Abarca; el secretario de Administración y Finanzas, Héctor Apreza Patrón, además de Javier Taja de carreteras y Erika Lurhs Cortez de Comunicación Social; todos a la altura de las urgentes exigencias. Los funcionarios conocieron las afectaciones en escuelas, caminos, viviendas, edificios, así como la iglesia de Olinalá considerada como Patrimonio cultural e histórico, donde el alcalde agradeció a doña Mercedes Calvo de Astudillo, pues este municipio recibió el auxilio de las autoridades desde el mismo día 19 en que ocurrió el sismo.

El doctor Carlos de la Peña estuvo en todo momento al tanto de que las brigadas médicas se mantuvieran al frente de la emergencia y presentes para atender a toda la población que lo requiriera. Como también el titular de la SEG, José Luis González de la Vega se dedicó a valorar y censar la condición de los centros educativos para acceder a los apoyos del gobierno federal.

Concluyo: ninguna región guerrerense ha sido descuidada por la atención oficial para remediar de algún modo los daños causados por los meteoros recientes.

Y es de estricta justicia, reconocerlo.

miércoles 05 de junio de 2019

Los cruceros en Acapulco

martes 15 de enero de 2019

Gobernabilidad en México

martes 01 de enero de 2019

Gracias a la vida

martes 20 de noviembre de 2018

Próximo nuevo Presidente

domingo 03 de diciembre de 2017

Dos años se han cumplido

lunes 02 de octubre de 2017

Reconstruyendo Guerrero

miércoles 09 de agosto de 2017

Fortalece Astudillo al sector privado

martes 14 de febrero de 2017

Unidad nacional verdadera

martes 03 de enero de 2017

Preferencia turística por Acapulco

Cargar Más