/ jueves 10 de diciembre de 2020

Por una #SociedadHorizontal

Al inicio de la semana, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció un conjunto de cambios en su gabinete, así como propuestas para algunos organismos autónomos. De esta forma, después de que la Cámara de Diputados aprobó que el control de los puertos y las APIs estén a cargo de la Secretaría de Marina, la capitana de altura, Ana Laura López Bautista quedó como Coordinadora General de General de Puertos y Marina Mercante, en sustitución de Rosa Icela López, quien ya había sido nombrada secretaria de Seguridad Pública Federal, tras la renuncia de Alfonso Romo.

El segundo nombramiento hecho por AMLO, mismo que deberá ratificar el Senado, es el de Galia Borja Gómez, como subgobernadora del Banco de México e integrante de la junta de Gobierno. De la misma forma se anunció que enviará al Senado la propuesta para que Graciela Márquez Colín sea integrante de la Junta de Gobierno del INEGI. Ella será sustituída como secretaria de Economía por Tatiana Clouthier Carrillo. Por último, la tesorera de la federación será sustituida por Elvira Concheiro, propuesta que deberá ser ratificada por la Cámara de Diputados.

Más allá de destacar y celebrar que todas las propuestas son mujeres, los cambios presentados tienen un importante significado económico. En un momento en el que según el Inegi, para el mes de junio se alcanzó una cifra de 12.5 millones de desempleados, 1 millón de MiPymes han tenido que cerrar y en el que para 2020 se prevé una contracción de alrededor de aproximadamente 10% del PIB. Las mediciones del Inegi serán fundamentales para tener certeza sobre los resultados de las decisiones de política pública que se estén tomando, el profesionalismo en el Banco Central en torno al control de la inflación, la transparencia con la que se manejen los recursos públicos que entran a la tesorería de la federación y el liderazgo y claridad con el que se dé ruta a la actividad de los sectores productivos por parte de la Secretaría de Economía, serán fundamentales para mejorar las difíciles condiciones que enfrenta nuestro país.

Especial énfasis tiene la designación de Tatiana Clouthier en la Secretaría de Economía pues se percibe como la construcción de un nuevo puente con la Iniciativa Privada. Tras el desgaste y posterior salida de Alfonso Romo de la jefatura de la oficina de la Presidencia de la República, es necesario contar con un nuevo vínculo que permita el diálogo y la construcción de acuerdos con la Iniciativa Privada.


A lo largo de los dos últimos años se han dado muchas reuniones y encuentras entre el Sector Privado y los principales actores del gobierno. Sin embargo, más allá de los discursos y las fotografías, lo cierto es que la inversión privada se ha mantenido ausente. Según el reporte de #MéxicoCómoVamos, la Formación Bruta de Capital Fijo (inversión) registró la mayor caída anual dentro de los componentes de la Oferta y Demanda Global en el 2T2020 (-34.0%) y registró la contracción más pronunciada desde el tercer trimestre de 1995. Sin duda alguna, esta caída tiene muchas causas, sin embargo, la falta de confianza hacia el gobierno por parte de diversos grupos empresariales, está presente como un importante factor.


En este contexto, Tatiana Clouthier tendrá el enorme reto de revigorizar la conversación y construir certidumbre con la iniciativa privada del país. El tercer año de gobierno abre una oportunidad para ello. La #SociedadHorizontal deberá estar atenta y participativa en la conformación de un nuevo momento que se base en el diálogo propositivo, así como en la presentación de nuevas rutas y propuestas.


Al inicio de la semana, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció un conjunto de cambios en su gabinete, así como propuestas para algunos organismos autónomos. De esta forma, después de que la Cámara de Diputados aprobó que el control de los puertos y las APIs estén a cargo de la Secretaría de Marina, la capitana de altura, Ana Laura López Bautista quedó como Coordinadora General de General de Puertos y Marina Mercante, en sustitución de Rosa Icela López, quien ya había sido nombrada secretaria de Seguridad Pública Federal, tras la renuncia de Alfonso Romo.

El segundo nombramiento hecho por AMLO, mismo que deberá ratificar el Senado, es el de Galia Borja Gómez, como subgobernadora del Banco de México e integrante de la junta de Gobierno. De la misma forma se anunció que enviará al Senado la propuesta para que Graciela Márquez Colín sea integrante de la Junta de Gobierno del INEGI. Ella será sustituída como secretaria de Economía por Tatiana Clouthier Carrillo. Por último, la tesorera de la federación será sustituida por Elvira Concheiro, propuesta que deberá ser ratificada por la Cámara de Diputados.

Más allá de destacar y celebrar que todas las propuestas son mujeres, los cambios presentados tienen un importante significado económico. En un momento en el que según el Inegi, para el mes de junio se alcanzó una cifra de 12.5 millones de desempleados, 1 millón de MiPymes han tenido que cerrar y en el que para 2020 se prevé una contracción de alrededor de aproximadamente 10% del PIB. Las mediciones del Inegi serán fundamentales para tener certeza sobre los resultados de las decisiones de política pública que se estén tomando, el profesionalismo en el Banco Central en torno al control de la inflación, la transparencia con la que se manejen los recursos públicos que entran a la tesorería de la federación y el liderazgo y claridad con el que se dé ruta a la actividad de los sectores productivos por parte de la Secretaría de Economía, serán fundamentales para mejorar las difíciles condiciones que enfrenta nuestro país.

Especial énfasis tiene la designación de Tatiana Clouthier en la Secretaría de Economía pues se percibe como la construcción de un nuevo puente con la Iniciativa Privada. Tras el desgaste y posterior salida de Alfonso Romo de la jefatura de la oficina de la Presidencia de la República, es necesario contar con un nuevo vínculo que permita el diálogo y la construcción de acuerdos con la Iniciativa Privada.


A lo largo de los dos últimos años se han dado muchas reuniones y encuentras entre el Sector Privado y los principales actores del gobierno. Sin embargo, más allá de los discursos y las fotografías, lo cierto es que la inversión privada se ha mantenido ausente. Según el reporte de #MéxicoCómoVamos, la Formación Bruta de Capital Fijo (inversión) registró la mayor caída anual dentro de los componentes de la Oferta y Demanda Global en el 2T2020 (-34.0%) y registró la contracción más pronunciada desde el tercer trimestre de 1995. Sin duda alguna, esta caída tiene muchas causas, sin embargo, la falta de confianza hacia el gobierno por parte de diversos grupos empresariales, está presente como un importante factor.


En este contexto, Tatiana Clouthier tendrá el enorme reto de revigorizar la conversación y construir certidumbre con la iniciativa privada del país. El tercer año de gobierno abre una oportunidad para ello. La #SociedadHorizontal deberá estar atenta y participativa en la conformación de un nuevo momento que se base en el diálogo propositivo, así como en la presentación de nuevas rutas y propuestas.


ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 27 de noviembre de 2020

Defender a nuestras fuerzas armadas

Por una #SociedadHorizontal

Armando Ríos Píter

viernes 20 de noviembre de 2020

No jugar con fuego

Armando Ríos Píter

viernes 06 de noviembre de 2020

México y la elección estadounidense

Por una #SociedadHorizontal

Armando Ríos Píter

viernes 16 de octubre de 2020

Morena

Por una #SociedadHorizontal

Armando Ríos Píter

viernes 09 de octubre de 2020

Una consulta ambigua

Por una #SociedadHorizontal

Armando Ríos Píter

jueves 01 de octubre de 2020

Cien mil personas

Por una #SociedadHorizontal

Armando Ríos Píter

Cargar Más