/ martes 21 de enero de 2020

Opinión Ciudadana

Amables lectores, el puerto de Acapulco se ha caracterizado por grandes atractivos que difícilmente los encontramos en otras partes o destinos turísticos, sin duda uno de ellos es el famoso “clavado en los acantilados de la quebrada”, donde desde una altura de treinta y cinco metros, unos arriesgados clavadistas nos ofrecen su único espectáculo que sin duda es un símbolo e icono de este bello puerto del Pacifico, otros grandes atractivos son nuestras playas con arenas blancas y limpias, sus aguas tibias en las cuales podemos nadar a cualquier hora del día, muy diferente a las aguas frías de otros destinos en las que sencillamente no se puede nadar por el aire fresco y la frialdad de las aguas.

También nuestra exquisita y variada gastronomía única con el delicioso Pescado a la Talla que hace que nos “chupemos los dedos” por lo sabroso de la carne asada a las brasas, sus ricas salsas acompañado de la bebida favorita o un exquisito coco recién cortado, en fin, eso y más podemos encontrar en Playa Bonfil, Barra Vieja, Playa Encantada, ya en menor cantidad en Puerto Marques y Pie de la Cuesta. Los que dominan son los primeros mencionados.

Algo está pasando en lo que era el lugar favorito de los turistas y acapulqueños, la Condesa de Don Jesús Rodríguez Espinosa y toda su familia, ahí encontrábamos de todo, exquisita gastronomía (antojitos a base de mariscos, langostas, etc.), variedad de bebidas, cocos fríos, sitios para bailar y disfrutar momentos únicos, así como crear grandes recuerdos, pero…desde hace ya varios años ese lugar ha venido de más a menos, se puso el “Bungee” que era un gran atractivo para turistas y acapulqueños pero eso ya es historia porque fue desplazado por la Tirolesa que esta desde la Avenida Escénica hasta el otro lado de la bahía de Puerto Marques. Recuerdo el agradable lugar denominado Mangos, es otro de los tantos lugares que se extrañan, hoy se les conoce por las protestas de los mismos restauranteros, mala imagen y calidad. Que diferencia cuando vivía “Chuy” Rodríguez o Carlos Mendoza, el “Señor Acapulco”, vaya ya ni personas se quedan a observar alguno de los atractivos que les dieron fama a todos esos restaurantes, si don Chuy levantara la cabeza desde su tumba ¡seguramente se volvería a morir!...

No es posible que siendo un hijo precisamente de Don Jesús, el Sr. Ernesto Rodríguez Escalona nuestro secretario de turismo (por cuatro ocasiones), no se interese por el lugar, ya que son sus familiares lo que hoy en día administran esos bares, restaurantes y bueno si el Bungee ya no se va aponer a funcionar mejor que lo retiren porque con el paso de los años, la corrosión lo va a tirar a pedazos y pondrá en riesgo la vida de las personas que estén cerca del mismo.

El sitio de la Condesa es parte de la fisionomía de Acapulco y es importante rescatarlo a costa de lo que sea… Si en Puerto Marques varias administraciones de gobierno han apoyado a los restauranteros, ¿Por qué no hacer lo mismo con la Condesa? Digo pues, esto es solo una pregunta…

Y ya que estamos hablando del Puerto de Acapulco, yo sigo esperando la promesa de muchos funcionarios de que pronto se reabrirá nuestro Centro Internacional Acapulco…Todo se lo llevaron al Fórum de Mundo Imperial, que bueno que se abran otros espacios pero que no abandonen algo que los acapulqueños necesitamos, seguramente que habrá varias opciones y sobrarán inversionistas, así como en el Parque Papagayo van a invertir más de trescientos millones en su remodelación, pues adelante también con el CIA. Gracias.

Amables lectores, el puerto de Acapulco se ha caracterizado por grandes atractivos que difícilmente los encontramos en otras partes o destinos turísticos, sin duda uno de ellos es el famoso “clavado en los acantilados de la quebrada”, donde desde una altura de treinta y cinco metros, unos arriesgados clavadistas nos ofrecen su único espectáculo que sin duda es un símbolo e icono de este bello puerto del Pacifico, otros grandes atractivos son nuestras playas con arenas blancas y limpias, sus aguas tibias en las cuales podemos nadar a cualquier hora del día, muy diferente a las aguas frías de otros destinos en las que sencillamente no se puede nadar por el aire fresco y la frialdad de las aguas.

También nuestra exquisita y variada gastronomía única con el delicioso Pescado a la Talla que hace que nos “chupemos los dedos” por lo sabroso de la carne asada a las brasas, sus ricas salsas acompañado de la bebida favorita o un exquisito coco recién cortado, en fin, eso y más podemos encontrar en Playa Bonfil, Barra Vieja, Playa Encantada, ya en menor cantidad en Puerto Marques y Pie de la Cuesta. Los que dominan son los primeros mencionados.

Algo está pasando en lo que era el lugar favorito de los turistas y acapulqueños, la Condesa de Don Jesús Rodríguez Espinosa y toda su familia, ahí encontrábamos de todo, exquisita gastronomía (antojitos a base de mariscos, langostas, etc.), variedad de bebidas, cocos fríos, sitios para bailar y disfrutar momentos únicos, así como crear grandes recuerdos, pero…desde hace ya varios años ese lugar ha venido de más a menos, se puso el “Bungee” que era un gran atractivo para turistas y acapulqueños pero eso ya es historia porque fue desplazado por la Tirolesa que esta desde la Avenida Escénica hasta el otro lado de la bahía de Puerto Marques. Recuerdo el agradable lugar denominado Mangos, es otro de los tantos lugares que se extrañan, hoy se les conoce por las protestas de los mismos restauranteros, mala imagen y calidad. Que diferencia cuando vivía “Chuy” Rodríguez o Carlos Mendoza, el “Señor Acapulco”, vaya ya ni personas se quedan a observar alguno de los atractivos que les dieron fama a todos esos restaurantes, si don Chuy levantara la cabeza desde su tumba ¡seguramente se volvería a morir!...

No es posible que siendo un hijo precisamente de Don Jesús, el Sr. Ernesto Rodríguez Escalona nuestro secretario de turismo (por cuatro ocasiones), no se interese por el lugar, ya que son sus familiares lo que hoy en día administran esos bares, restaurantes y bueno si el Bungee ya no se va aponer a funcionar mejor que lo retiren porque con el paso de los años, la corrosión lo va a tirar a pedazos y pondrá en riesgo la vida de las personas que estén cerca del mismo.

El sitio de la Condesa es parte de la fisionomía de Acapulco y es importante rescatarlo a costa de lo que sea… Si en Puerto Marques varias administraciones de gobierno han apoyado a los restauranteros, ¿Por qué no hacer lo mismo con la Condesa? Digo pues, esto es solo una pregunta…

Y ya que estamos hablando del Puerto de Acapulco, yo sigo esperando la promesa de muchos funcionarios de que pronto se reabrirá nuestro Centro Internacional Acapulco…Todo se lo llevaron al Fórum de Mundo Imperial, que bueno que se abran otros espacios pero que no abandonen algo que los acapulqueños necesitamos, seguramente que habrá varias opciones y sobrarán inversionistas, así como en el Parque Papagayo van a invertir más de trescientos millones en su remodelación, pues adelante también con el CIA. Gracias.

miércoles 12 de febrero de 2020

Opinión Ciudadana

martes 21 de enero de 2020

Opinión Ciudadana

martes 14 de enero de 2020

Opinión Ciudadana

martes 07 de enero de 2020

Opinión Ciudadana

martes 29 de octubre de 2019

Opinión Ciudadana

martes 10 de septiembre de 2019

Opinión Ciudadana

lunes 20 de mayo de 2019

Opinión Ciudadana

viernes 17 de mayo de 2019

Opinión Ciudadana

martes 12 de marzo de 2019

Opinión Ciudadana

Cargar Más