/ martes 14 de enero de 2020

Opinión Ciudadana

Un parque para todos… ¡el Papagayo es de todos!

Amables lectores, me tocó conocer el famoso Hotel Papagayo cuyo propietario fue el Gral. Juan Andrew Almazán, que por cierto fue candidato a la presidencia de la república. La ubicación y sus instalaciones eran muy agradables y de buena calidad. También me tocó ver cuando fue demolido y como una bola de acero que con un enorme imán arrojaban desde lo alto para ir destrozando las losas de concreto y llegar al final de su destrucción, conservo varias fotografías del mismo y siempre pensé que al igual que el Hotel Club de Pesca nunca debieron ser demolidos. Cuando se realizó la expropiación, el pueblo de Acapulco se llenó de júbilo porque al fin nuestros niños, jóvenes, adultos y turistas tendrían algo digno para el esparcimiento. La práctica de varios deportes y todo lo que debe llevar un parque que a mi manera de entender debió ser muy bien planeado, pero no sucedió así…

Se fueron instalando comercios, platerías, oficinas públicas como el Palacio Municipal, bibliotecas, juegos mecánicos, una alberca, convirtieron una parte en estacionamiento público, otra en canchas de futbol, colocaron una réplica de la Nao de Manila, restaurantes de mala calidad, en fin, en este parque hay de todo, la falta de cuidado y mantenimiento hizo que se llenara de basura y de gatos que hacen de las suyas. Los animales que llevaron nunca tuvieron las instalaciones adecuadas de un zoológico en toda la extensión de la palabra, se presentaron múltiples problemas que ya sabemos y conocemos, el parque siempre fue agredido fuertemente, en lugar de haberlo protegido fueron reduciendo cada vez más las áreas verdes, los niños, jóvenes y adultos cada vez teníamos menos espacio para lo que originalmente se había planteado. A pesar de todo esto muchas personas muy temprano van a caminar, trotar o hacer algún tipo de ejercicio de acuerdo a sus preferencias.

Don Rubén Figueroa Figueroa se empeñó en construir un paso a desnivel ya que la propuesta tenía un diseño futurista con acceso al mar, fue asesorado por técnicos de Disneylandia, esto lo pensaron para que los bañistas tuvieran el acceso libre y directo a la playa del mismo nombre, ese fatídico paso a desnivel se rellenó para cancelarlo por recomendaciones del expresidente Ernesto Zedillo Ponce De León, debido a su inundación por el paso del huracán Paulina, que bueno porque no era practico ni adecuado, ocasiono muchos problemas y una gran contaminación.

Un parque es parte del patrimonio de una ciudad, de un municipio y desde luego de un estado, por lo cual debe ser muy bien planeado, su mantenimiento es costoso y debe generar recursos para el pago del mismo, debe ser moderno de acuerdo con la época en que vivimos, por eso millones de personas se van al extranjero para disfrutar de las genialidades del Sr. Disney, pero esas son palabras mayores que no vienen al caso mencionar, lo que si debo decir es que el parque es de los acapulqueños, no se permitirá ni su privatización ni un uso inadecuado y menos que se siga favoreciendo a personas que solo buscan lucrar con nuestro pulmón verde que oxigena a la ciudad y que es parte de la fisionomía de la ciudad, así como lo es la Quebrada, la Costera, la Escénica, estas son parte de Acapulco y viceversa…

Un parque para todos… ¡el Papagayo es de todos!

Amables lectores, me tocó conocer el famoso Hotel Papagayo cuyo propietario fue el Gral. Juan Andrew Almazán, que por cierto fue candidato a la presidencia de la república. La ubicación y sus instalaciones eran muy agradables y de buena calidad. También me tocó ver cuando fue demolido y como una bola de acero que con un enorme imán arrojaban desde lo alto para ir destrozando las losas de concreto y llegar al final de su destrucción, conservo varias fotografías del mismo y siempre pensé que al igual que el Hotel Club de Pesca nunca debieron ser demolidos. Cuando se realizó la expropiación, el pueblo de Acapulco se llenó de júbilo porque al fin nuestros niños, jóvenes, adultos y turistas tendrían algo digno para el esparcimiento. La práctica de varios deportes y todo lo que debe llevar un parque que a mi manera de entender debió ser muy bien planeado, pero no sucedió así…

Se fueron instalando comercios, platerías, oficinas públicas como el Palacio Municipal, bibliotecas, juegos mecánicos, una alberca, convirtieron una parte en estacionamiento público, otra en canchas de futbol, colocaron una réplica de la Nao de Manila, restaurantes de mala calidad, en fin, en este parque hay de todo, la falta de cuidado y mantenimiento hizo que se llenara de basura y de gatos que hacen de las suyas. Los animales que llevaron nunca tuvieron las instalaciones adecuadas de un zoológico en toda la extensión de la palabra, se presentaron múltiples problemas que ya sabemos y conocemos, el parque siempre fue agredido fuertemente, en lugar de haberlo protegido fueron reduciendo cada vez más las áreas verdes, los niños, jóvenes y adultos cada vez teníamos menos espacio para lo que originalmente se había planteado. A pesar de todo esto muchas personas muy temprano van a caminar, trotar o hacer algún tipo de ejercicio de acuerdo a sus preferencias.

Don Rubén Figueroa Figueroa se empeñó en construir un paso a desnivel ya que la propuesta tenía un diseño futurista con acceso al mar, fue asesorado por técnicos de Disneylandia, esto lo pensaron para que los bañistas tuvieran el acceso libre y directo a la playa del mismo nombre, ese fatídico paso a desnivel se rellenó para cancelarlo por recomendaciones del expresidente Ernesto Zedillo Ponce De León, debido a su inundación por el paso del huracán Paulina, que bueno porque no era practico ni adecuado, ocasiono muchos problemas y una gran contaminación.

Un parque es parte del patrimonio de una ciudad, de un municipio y desde luego de un estado, por lo cual debe ser muy bien planeado, su mantenimiento es costoso y debe generar recursos para el pago del mismo, debe ser moderno de acuerdo con la época en que vivimos, por eso millones de personas se van al extranjero para disfrutar de las genialidades del Sr. Disney, pero esas son palabras mayores que no vienen al caso mencionar, lo que si debo decir es que el parque es de los acapulqueños, no se permitirá ni su privatización ni un uso inadecuado y menos que se siga favoreciendo a personas que solo buscan lucrar con nuestro pulmón verde que oxigena a la ciudad y que es parte de la fisionomía de la ciudad, así como lo es la Quebrada, la Costera, la Escénica, estas son parte de Acapulco y viceversa…

miércoles 12 de febrero de 2020

Opinión Ciudadana

martes 21 de enero de 2020

Opinión Ciudadana

martes 14 de enero de 2020

Opinión Ciudadana

martes 07 de enero de 2020

Opinión Ciudadana

martes 29 de octubre de 2019

Opinión Ciudadana

martes 10 de septiembre de 2019

Opinión Ciudadana

lunes 20 de mayo de 2019

Opinión Ciudadana

viernes 17 de mayo de 2019

Opinión Ciudadana

martes 12 de marzo de 2019

Opinión Ciudadana

Cargar Más