/ miércoles 11 de marzo de 2020

La importancia del trabajo parlamentario desde Comisiones

Como órganos representativos, los Parlamentos ejercen funciones de vital importancia dentro de los sistemas políticos, constituyendo la columna sobre la que se edifican los cimientos de las normas jurídicas que habrán de regir en un espacio y tiempo determinado.

Generalmente, los Parlamentos dividen y distribuyen el ejercicio de sus funciones al interior en diversos órganos que responden puntualmente a la dinámica de las atribuciones constitucionales y legales que se le otorgan al Poder Legislativo.

Al respecto, es importante señalar que si bien en el Pleno de las Cámaras legislativas se desahoga una parte fundamental del trabajo parlamentario; el grueso de la actividad se desarrolla dentro de las Comisiones, que son los órganos encargados de atender todos los asuntos que le sean encomendados por la Mesa Directiva. Además, sustentan un papel relevante al representar internamente la pluralidad expresada en la Cámara, atendiendo el criterio de proporcionalidad.

Justo es señalar que en términos de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos existen cuatro tipos de Comisiones: las ordinarias, la jurisdiccional, la de investigación y las especiales. En las primeras, se analizan y dictaminan las iniciativas de ley o decreto que les sean turnadas, así como los asuntos del ramo o área de su competencia; teniendo a su cargo las cuestiones relacionadas con la materia propia de su denominación.

En el caso del Senado de la República, las Comisiones de Estudios Legislativos, Estudios Legislativos Primera y Estudios Legislativos Segunda, fungen como los órganos que conjuntamente con las otras comisiones ordinarias que correspondan, realizan el análisis de las iniciativas de leyes o decretos, y concurren en la formulación de los dictámenes respectivos. Es decir, cumplen las funciones de una Comisión revisora al verificar los proyectos de dictámenes que le son turnados.

Como senador de la LXIV Legislatura he tenido la gran oportunidad de presidir desde septiembre de 2018 la Comisión de Estudios Legislativos, asumiendo el firme compromiso de trabajar de forma responsable y profesional para desahogar las importantes tareas que se atienden dentro de la Comisión.

Parte del trabajo que se ha desahogado al interior de esta Comisión se ha traducido en importantes reconfiguraciones del andamiaje legislativo, con análisis, discusiones plurales y búsqueda de consensos que avalen los dictámenes que sirvan en mejoras tangibles para las y los mexicanos.

Desde esta Comisión, con la suma de esfuerzos, se ha impulsado un trabajo legislativo puntual, responsable y que con base en el marco jurídico aplicable ha logrado atender sus funciones encomendadas. Destacando una amplia labor, pues a dicha Comisión desde el inicio de sus funciones en la LXIV Legislatura hasta la fecha le han turnado más de 600 asuntos, celebrándose 10 reuniones ordinarias, 2 extraordinarias y 15 de comisiones unidas, dando un total de 27 reuniones de trabajo.

Hoy en día, sería incomprensible la actividad parlamentaria sin la labor que desempeñan las comisiones; donde especialistas estudian, proponen, discuten y analizan las cuestiones concernientes a los temas legislativos. En este orden de ideas, desde la Comisión de Estudios Legislativos trabajamos incansablemente en favor de traducir el trabajo parlamentario en herramientas viables que den buenos resultados a las y los mexicanos.

*Senador de la República

@manuelanorve

Como órganos representativos, los Parlamentos ejercen funciones de vital importancia dentro de los sistemas políticos, constituyendo la columna sobre la que se edifican los cimientos de las normas jurídicas que habrán de regir en un espacio y tiempo determinado.

Generalmente, los Parlamentos dividen y distribuyen el ejercicio de sus funciones al interior en diversos órganos que responden puntualmente a la dinámica de las atribuciones constitucionales y legales que se le otorgan al Poder Legislativo.

Al respecto, es importante señalar que si bien en el Pleno de las Cámaras legislativas se desahoga una parte fundamental del trabajo parlamentario; el grueso de la actividad se desarrolla dentro de las Comisiones, que son los órganos encargados de atender todos los asuntos que le sean encomendados por la Mesa Directiva. Además, sustentan un papel relevante al representar internamente la pluralidad expresada en la Cámara, atendiendo el criterio de proporcionalidad.

Justo es señalar que en términos de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos existen cuatro tipos de Comisiones: las ordinarias, la jurisdiccional, la de investigación y las especiales. En las primeras, se analizan y dictaminan las iniciativas de ley o decreto que les sean turnadas, así como los asuntos del ramo o área de su competencia; teniendo a su cargo las cuestiones relacionadas con la materia propia de su denominación.

En el caso del Senado de la República, las Comisiones de Estudios Legislativos, Estudios Legislativos Primera y Estudios Legislativos Segunda, fungen como los órganos que conjuntamente con las otras comisiones ordinarias que correspondan, realizan el análisis de las iniciativas de leyes o decretos, y concurren en la formulación de los dictámenes respectivos. Es decir, cumplen las funciones de una Comisión revisora al verificar los proyectos de dictámenes que le son turnados.

Como senador de la LXIV Legislatura he tenido la gran oportunidad de presidir desde septiembre de 2018 la Comisión de Estudios Legislativos, asumiendo el firme compromiso de trabajar de forma responsable y profesional para desahogar las importantes tareas que se atienden dentro de la Comisión.

Parte del trabajo que se ha desahogado al interior de esta Comisión se ha traducido en importantes reconfiguraciones del andamiaje legislativo, con análisis, discusiones plurales y búsqueda de consensos que avalen los dictámenes que sirvan en mejoras tangibles para las y los mexicanos.

Desde esta Comisión, con la suma de esfuerzos, se ha impulsado un trabajo legislativo puntual, responsable y que con base en el marco jurídico aplicable ha logrado atender sus funciones encomendadas. Destacando una amplia labor, pues a dicha Comisión desde el inicio de sus funciones en la LXIV Legislatura hasta la fecha le han turnado más de 600 asuntos, celebrándose 10 reuniones ordinarias, 2 extraordinarias y 15 de comisiones unidas, dando un total de 27 reuniones de trabajo.

Hoy en día, sería incomprensible la actividad parlamentaria sin la labor que desempeñan las comisiones; donde especialistas estudian, proponen, discuten y analizan las cuestiones concernientes a los temas legislativos. En este orden de ideas, desde la Comisión de Estudios Legislativos trabajamos incansablemente en favor de traducir el trabajo parlamentario en herramientas viables que den buenos resultados a las y los mexicanos.

*Senador de la República

@manuelanorve

martes 04 de agosto de 2020

Respaldar a los gobiernos Estatales

martes 28 de julio de 2020

¿Qué hacer por el turismo?

martes 14 de julio de 2020

Reducir el costo de la Luz

lunes 15 de junio de 2020

La importancia de cuidarse

martes 09 de junio de 2020

Reactivación turística

Cargar Más