/ jueves 18 de junio de 2020

Héctor Astudillo flores un gobernador que no se doblega ante el covid-19

La noticia de que el gobernador Héctor Astudillo Flores resultó positivo de Covid-19, no se la esperaba nadie, pero quienes lo conocemos sabemos que es un guerrero y con esa fortaleza saldrá adelante.

Debo decir, que dar la cara y confirmar que dio positivo a la prueba de Covid-19, evidentemente se trató de un acto responsable, demostró que el coronavirus afecta a todos por igual, que no hace distingos, que lo mismo afecta a ricos que a pobres.

Incluso, el mismo en las conferencias que ofrecía para informar sobre el estado que guardaba la entidad, advertía que el coronavirus era real, por eso insistía, en el “quédate en casa”, usar el cubrebocas y mantener la sana distancia.

Hoy que le tocó ser parte de la lista de infectados, manda un mensaje a los guerrerenses, de que el virus está en todas partes y que deben cumplir con todos los protocolos de prevención, porque es la diferencia entre la vida y la muerte.

Hay que decirlo, que es muy molesto que por culpa de quienes desprecian el confinamiento se esté propagando el coronavirus, afectando a seres humanos como Astudillo Flores, que es un hombre identificado por su gran amor a su tierra y su vocación de servir a sus paisanos.

Sin pretender ser oficioso, siempre atendió la emergencia sanitaria y si bien es cierto, era parte de su responsabilidad, visitó los ayuntamientos para dar todo su apoyo a los alcaldes, principalmente los que estaban enfrentando casos positivos de Covid-19.

Estoy consciente que, algunos no estarán de acuerdo conmigo, de que se trata de un gobernante, que escucha a todos por igual, que al margen de distingos y colores partidistas, nunca dejo de apoyar las acciones sanitarias y buscar por todos los medios redecir los riesgos de contagios.

Hasta el día que informó que dio positivo a la prueba de Covid-19, dejo de estar al frente de las conferencias en las que se informa del desenvolvimiento de la pandemia, pues tuvo que confinarse y atenderse.

Pero soy un convencido que, con su fortaleza saldrá adelante, porque todavía tenemos gobernador para rato. ¡Animo Héctor Astudillo Flores!


La noticia de que el gobernador Héctor Astudillo Flores resultó positivo de Covid-19, no se la esperaba nadie, pero quienes lo conocemos sabemos que es un guerrero y con esa fortaleza saldrá adelante.

Debo decir, que dar la cara y confirmar que dio positivo a la prueba de Covid-19, evidentemente se trató de un acto responsable, demostró que el coronavirus afecta a todos por igual, que no hace distingos, que lo mismo afecta a ricos que a pobres.

Incluso, el mismo en las conferencias que ofrecía para informar sobre el estado que guardaba la entidad, advertía que el coronavirus era real, por eso insistía, en el “quédate en casa”, usar el cubrebocas y mantener la sana distancia.

Hoy que le tocó ser parte de la lista de infectados, manda un mensaje a los guerrerenses, de que el virus está en todas partes y que deben cumplir con todos los protocolos de prevención, porque es la diferencia entre la vida y la muerte.

Hay que decirlo, que es muy molesto que por culpa de quienes desprecian el confinamiento se esté propagando el coronavirus, afectando a seres humanos como Astudillo Flores, que es un hombre identificado por su gran amor a su tierra y su vocación de servir a sus paisanos.

Sin pretender ser oficioso, siempre atendió la emergencia sanitaria y si bien es cierto, era parte de su responsabilidad, visitó los ayuntamientos para dar todo su apoyo a los alcaldes, principalmente los que estaban enfrentando casos positivos de Covid-19.

Estoy consciente que, algunos no estarán de acuerdo conmigo, de que se trata de un gobernante, que escucha a todos por igual, que al margen de distingos y colores partidistas, nunca dejo de apoyar las acciones sanitarias y buscar por todos los medios redecir los riesgos de contagios.

Hasta el día que informó que dio positivo a la prueba de Covid-19, dejo de estar al frente de las conferencias en las que se informa del desenvolvimiento de la pandemia, pues tuvo que confinarse y atenderse.

Pero soy un convencido que, con su fortaleza saldrá adelante, porque todavía tenemos gobernador para rato. ¡Animo Héctor Astudillo Flores!