/ martes 29 de octubre de 2019

Guerrero en la historia nacional y en su 170 Aniversario

El Estado de Guerrero posee una especial importancia dentro de la construcción y desarrollo de México como una nación libre e independiente, ya que fue escenario de una serie de hechos significativos para el devenir histórico nacional.

Encontramos, por ejemplo, que Guerrero fue cuna de la organización política del movimiento insurgente en México, al celebrarse la apertura del Primer Congreso Mexicano, conocido como el Congreso de Chilpancingo en 1813, donde José María Morelos y Pavón, El Siervo de la Nación, dio lectura a uno de los documentos fundamentales del constitucionalismo mexicano, denominado los Sentimientos de la Nación. Dicho Congreso tuvo un carácter itinerante por la región del Anáhuac, debido al constante acoso de las fuerzas realistas, pero que finalmente logró dar vida a la Constitución de Apatzingán en 1814, la primera Constitución del pueblo mexicano.

Las tierras del Estado de Guerrero no sólo presenciaron el impulso de la lucha insurgente, sino también arroparon la culminación de la lucha independentista, con la proclamación del Plan de Iguala, también conocido como Acta de Independencia de la América Septentrional del 24 de febrero de 1821.

Si bien es cierto que el Estado de Guerrero no fue una entidad originaria firmante del Pacto Federal en el Acta Constitutiva de la Federación del 31 de enero de 1824 —antecedente inmediato de la primera Constitución Federal del 4 de octubre del mismo año—, debido a la gran concentración del poder político y territorial del Estado de México; lo cierto es que fue a principios de 1840, cuando el General Juan Álvarez, nacido en Atoyac, destacó su deseo por reconocer en el sur un Estado bajo la denominación de “Guerrero”, en honor a quien fuera su jefe, el General Vicente Guerrero. Esta iniciativa, fue respaldada por el oriundo de Chichuhualco, General Nicolás Bravo. Para el 18 de mayo de 1847, con la expedición del Acta Constitutiva y de Reformas se estableció por primera vez la erección del Estado de Guerrero, compuesto de los distritos de Acapulco, Chilapa, Taxco, Tlapa y Coyuca; para ello, se requería que los Estados a los que pertenecían estos territorios dieran su consentimiento, lo cual no pasó de forma inmediata debido a la intervención estadunidense.

Para 1849, las etapas de aprobación de las entidades federativas a los que pertenecían estas regiones había sido superada, por lo que el 15 de mayo de 1849, el Presidente de la República José Joaquín de Herrera, expidió el decreto por el que se crea el Estado de Guerrero; sin embargo, para concretarse, se requería de la aprobación de las tres cuartas partes de las Legislaturas estatales.

Fue el 27 de octubre de 1849, cuando la H. Cámara de Diputados del Congreso de la Unión declaró formalmente erigido a un nuevo Estado de la Federación, con el nombre de Guerrero.

Bajo este orden de ideas, el pasado domingo, se conmemoró el 170 Aniversario del Estado, brindándonos una gran oportunidad para reflexionar y recordar aquellos episodios históricos de gran envergadura de los que fueron testigos las tierras guerrerenses. Aunado a lo anterior, el Gobernador Héctor Astudillo Flores encabezó un gran acto de conmemoración solemne, en el que se entregaron condecoraciones a algunos guerrerenses que han realizado servicios prominentes en favor de la entidad.

El Estado es tierra de grandes mujeres y hombres, con una riqueza histórica y cultural única dentro del territorio nacional, cuna de relevantes sucesos históricos que nos llenan de orgullo e identidad a las y los mexicanos.

*Senador de la República


El Estado de Guerrero posee una especial importancia dentro de la construcción y desarrollo de México como una nación libre e independiente, ya que fue escenario de una serie de hechos significativos para el devenir histórico nacional.

Encontramos, por ejemplo, que Guerrero fue cuna de la organización política del movimiento insurgente en México, al celebrarse la apertura del Primer Congreso Mexicano, conocido como el Congreso de Chilpancingo en 1813, donde José María Morelos y Pavón, El Siervo de la Nación, dio lectura a uno de los documentos fundamentales del constitucionalismo mexicano, denominado los Sentimientos de la Nación. Dicho Congreso tuvo un carácter itinerante por la región del Anáhuac, debido al constante acoso de las fuerzas realistas, pero que finalmente logró dar vida a la Constitución de Apatzingán en 1814, la primera Constitución del pueblo mexicano.

Las tierras del Estado de Guerrero no sólo presenciaron el impulso de la lucha insurgente, sino también arroparon la culminación de la lucha independentista, con la proclamación del Plan de Iguala, también conocido como Acta de Independencia de la América Septentrional del 24 de febrero de 1821.

Si bien es cierto que el Estado de Guerrero no fue una entidad originaria firmante del Pacto Federal en el Acta Constitutiva de la Federación del 31 de enero de 1824 —antecedente inmediato de la primera Constitución Federal del 4 de octubre del mismo año—, debido a la gran concentración del poder político y territorial del Estado de México; lo cierto es que fue a principios de 1840, cuando el General Juan Álvarez, nacido en Atoyac, destacó su deseo por reconocer en el sur un Estado bajo la denominación de “Guerrero”, en honor a quien fuera su jefe, el General Vicente Guerrero. Esta iniciativa, fue respaldada por el oriundo de Chichuhualco, General Nicolás Bravo. Para el 18 de mayo de 1847, con la expedición del Acta Constitutiva y de Reformas se estableció por primera vez la erección del Estado de Guerrero, compuesto de los distritos de Acapulco, Chilapa, Taxco, Tlapa y Coyuca; para ello, se requería que los Estados a los que pertenecían estos territorios dieran su consentimiento, lo cual no pasó de forma inmediata debido a la intervención estadunidense.

Para 1849, las etapas de aprobación de las entidades federativas a los que pertenecían estas regiones había sido superada, por lo que el 15 de mayo de 1849, el Presidente de la República José Joaquín de Herrera, expidió el decreto por el que se crea el Estado de Guerrero; sin embargo, para concretarse, se requería de la aprobación de las tres cuartas partes de las Legislaturas estatales.

Fue el 27 de octubre de 1849, cuando la H. Cámara de Diputados del Congreso de la Unión declaró formalmente erigido a un nuevo Estado de la Federación, con el nombre de Guerrero.

Bajo este orden de ideas, el pasado domingo, se conmemoró el 170 Aniversario del Estado, brindándonos una gran oportunidad para reflexionar y recordar aquellos episodios históricos de gran envergadura de los que fueron testigos las tierras guerrerenses. Aunado a lo anterior, el Gobernador Héctor Astudillo Flores encabezó un gran acto de conmemoración solemne, en el que se entregaron condecoraciones a algunos guerrerenses que han realizado servicios prominentes en favor de la entidad.

El Estado es tierra de grandes mujeres y hombres, con una riqueza histórica y cultural única dentro del territorio nacional, cuna de relevantes sucesos históricos que nos llenan de orgullo e identidad a las y los mexicanos.

*Senador de la República


miércoles 25 de septiembre de 2019

Bajar el 50% del IVA para Guerrero

martes 27 de agosto de 2019

Segundo Año de la LXIV Legislatura

jueves 01 de agosto de 2019

¿Y cómo va el campo mexicano?

miércoles 27 de marzo de 2019

Acapulco y la 82 Convención Bancaria

viernes 15 de febrero de 2019

Resabio presupuestal

Cargar Más