/ martes 7 de enero de 2020

Guerrero avanza en el combate a la inseguridad

En toda sociedad democrática la seguridad pública se constituye como un elemento fundamental del bienestar, apoyándose en el respeto y garantía del Estado de Derecho, el cual, por antonomasia, es el generador de las condiciones adecuadas que permiten a las personas su pleno desarrollo social, económico y cultural.

Bajo este orden de ideas, el hecho de que el Estado cumpla cabalmente con su tarea de salvaguardar la seguridad de todos sus habitantes se traduce en mejoras continuas e integrales que generan una derrama de beneficios para todos.

Sin embargo, la realidad en nuestro país ha estado marcada en las últimas décadas por circunstancias no tan favorables, pues los altos índices delictivos se han posicionado como una de las exigencias más sentidas por toda la población mexicana, reclamando soluciones prontas y eficaces de las autoridades correspondientes.

A pesar de ello, lo cierto es que el panorama nacional refleja una tendencia delictiva en auge en gran parte del territorio nacional, convirtiéndose en el gran reto en el que habrán de dedicar incasables esfuerzos los tres órdenes de gobierno para este 2020, con el ánimo de paliar definitiva y tangiblemente esta numeraria dolosa ascendiente.

No obstante, hay entidades de la Federación que han logrado avanzar firmemente en el combate a la inseguridad, aunque es imprescindible reconocer que aún existe una gran brecha por cerrar, pero los cimientos de una coordinación y acción eficaz se han reforzado en diversos Estados.

Muestra de ello, es que en el Estado de Guerrero se redujo considerablemente la violencia en este 2019, a través de la ágil coordinación de actividades, con ejes como la prevención, persecución y sanción de los delitos; así como buscar salvaguardar en todo momento la integridad y derechos de las personas para preservar sus libertades y mantener el orden y la paz pública.

Así, el Estado de Guerrero, cerró el 2019 con el menor índice delictivo de los últimos 8 años, tratándose de un loable esfuerzo que se ha venido consolidando con el trabajo permanente y coordinado entre las Secretarías de la Defensa Nacional, de la Marina, la Guardia Nacional, la Policía Federal, la Secretaría de Seguridad estatal y la Fiscalía General del Estado.

Los indicadores delictivos reflejaron en 2019 una disminución de 23 por ciento respecto a 2018. En este sentido, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, al cierre del mes de noviembre de 2019, Guerrero se ubicaba ya como el séptimo lugar en el país en índices de homicidios dolosos, además de posicionarse entre las cuatro entidades federativas que más disminuyeron los índices de homicidios dolosos con un 25.3 por ciento por cada 100 mil habitantes de enero a noviembre de 2019, en comparación con el mismo periodo del año anterior.

De esta manera, en Guerrero se han dado pasos firmes y estratégicos en favor de la seguridad de las y los guerrerenses durante el 2019, reduciendo los índices delictivos a niveles de hace 8 años; sin embargo, al tiempo de reconocer el importante avance, es menester continuar y redoblar todos los esfuerzos para seguir el sendero de la reducción de la inseguridad en este 2020; trabajando día a día para garantizar mejores condiciones de vida para toda la población.

*Senador de la República.

En toda sociedad democrática la seguridad pública se constituye como un elemento fundamental del bienestar, apoyándose en el respeto y garantía del Estado de Derecho, el cual, por antonomasia, es el generador de las condiciones adecuadas que permiten a las personas su pleno desarrollo social, económico y cultural.

Bajo este orden de ideas, el hecho de que el Estado cumpla cabalmente con su tarea de salvaguardar la seguridad de todos sus habitantes se traduce en mejoras continuas e integrales que generan una derrama de beneficios para todos.

Sin embargo, la realidad en nuestro país ha estado marcada en las últimas décadas por circunstancias no tan favorables, pues los altos índices delictivos se han posicionado como una de las exigencias más sentidas por toda la población mexicana, reclamando soluciones prontas y eficaces de las autoridades correspondientes.

A pesar de ello, lo cierto es que el panorama nacional refleja una tendencia delictiva en auge en gran parte del territorio nacional, convirtiéndose en el gran reto en el que habrán de dedicar incasables esfuerzos los tres órdenes de gobierno para este 2020, con el ánimo de paliar definitiva y tangiblemente esta numeraria dolosa ascendiente.

No obstante, hay entidades de la Federación que han logrado avanzar firmemente en el combate a la inseguridad, aunque es imprescindible reconocer que aún existe una gran brecha por cerrar, pero los cimientos de una coordinación y acción eficaz se han reforzado en diversos Estados.

Muestra de ello, es que en el Estado de Guerrero se redujo considerablemente la violencia en este 2019, a través de la ágil coordinación de actividades, con ejes como la prevención, persecución y sanción de los delitos; así como buscar salvaguardar en todo momento la integridad y derechos de las personas para preservar sus libertades y mantener el orden y la paz pública.

Así, el Estado de Guerrero, cerró el 2019 con el menor índice delictivo de los últimos 8 años, tratándose de un loable esfuerzo que se ha venido consolidando con el trabajo permanente y coordinado entre las Secretarías de la Defensa Nacional, de la Marina, la Guardia Nacional, la Policía Federal, la Secretaría de Seguridad estatal y la Fiscalía General del Estado.

Los indicadores delictivos reflejaron en 2019 una disminución de 23 por ciento respecto a 2018. En este sentido, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, al cierre del mes de noviembre de 2019, Guerrero se ubicaba ya como el séptimo lugar en el país en índices de homicidios dolosos, además de posicionarse entre las cuatro entidades federativas que más disminuyeron los índices de homicidios dolosos con un 25.3 por ciento por cada 100 mil habitantes de enero a noviembre de 2019, en comparación con el mismo periodo del año anterior.

De esta manera, en Guerrero se han dado pasos firmes y estratégicos en favor de la seguridad de las y los guerrerenses durante el 2019, reduciendo los índices delictivos a niveles de hace 8 años; sin embargo, al tiempo de reconocer el importante avance, es menester continuar y redoblar todos los esfuerzos para seguir el sendero de la reducción de la inseguridad en este 2020; trabajando día a día para garantizar mejores condiciones de vida para toda la población.

*Senador de la República.

miércoles 19 de febrero de 2020

Día del Ejército Mexicano

martes 04 de febrero de 2020

Migración con enfoque humanitario

miércoles 29 de enero de 2020

Migración con enfoque humanitario

martes 21 de enero de 2020

Imprescindible el respaldo al campo

miércoles 25 de septiembre de 2019

Bajar el 50% del IVA para Guerrero

martes 27 de agosto de 2019

Segundo Año de la LXIV Legislatura

Cargar Más