/ jueves 9 de agosto de 2018

De lo indignante...

O sea que causa indignación, por tratarse de algo degradante, humillante y vergonzoso, es así que ello podría ser uno de los calificativos más suaves para designar a uno de los flagelos más siniestros que azotan a la humanidad, desde tiempos inmemoriales, pero que se creería se había superado, solo que lamentablemente se ha acrecentado de una manera exponencial, aun cuando ya existen parámetros más o menos aproximados del volumen de esta inhumana actividad.

Es el caso que nos referimos a que el retropróximo 30 de Julio se celebró el Día Mundial contra la Trata de Personas, que coloquialmente se menciona simplemente como trata, pero cuya actividad ha motivado que la Asamblea General de las Naciones Unidas haya designado esta fecha con tan trascendental mención.

Fue así que en 2013 la Asamblea General realizó una reunión para evaluar dicho Plan de Acción Mundial designando los Estados miembros el 30 de julio como el Día Mundial contra la Trata de Personas. En la resolución se menciona que el día es necesario para “concienciar sobre la situación de las víctimas del tráfico humano y para promocionar y proteger sus derechos.” También para dar protección y asistencia a todos aquellos que padecen violaciones y abusos de sus derechos humanos, así como “promover el respeto del derecho, las normas y los marcos internacionales”.

Como datos básicos basta mencionar que las víctimas más comunes y vulnerables son los migrantes y los refugiados, las mujeres, los niños y las personas de la tercera edad. En México no existen cifras precisas sobre trata por las diferentes circunstancias que median para su medición, sin embargo del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República se desprende de la investigación de Rubén Torres y Jorge Monroy de 30 de Julio de 2017, que se han presentado unos 500,000 casos de trata de personas, siendo mujeres la mayoría, siendo menores de edad 70,000 sujetos a explotación sexual; que hay 47 grupos de delincuencia organizada dedicados a la trata con fines sexuales y laborales y se menciona a las ciudades de alta incidencia en este ilícito que incluye, lamentablemente, a nuestro puerto. Incluso, revela que en algunos municipios del estado de Guerrero se identifica la venta de niños, niñas y adolescentes indígenas para la explotación sexual y el trabajo doméstico. A pesar de todo, más de 2 mil millones de personas no están protegidas atento al Protocolo contra la Trata de la ONU. 32 billones de dólares es el monto total de ganancias anuales por la Trata, a nivel mundial, pero esta cantidad no incluye la industria del sexo comercial. Mientras existan bípedos implumes que obtengan ganancias, especialmente en pecunia, o para dar rienda suelta a sus naturales necesidades, pero de manera insana, no habrá remedio ante terrible lacra. O usted, consciente lector, ¿Qué opina?


O sea que causa indignación, por tratarse de algo degradante, humillante y vergonzoso, es así que ello podría ser uno de los calificativos más suaves para designar a uno de los flagelos más siniestros que azotan a la humanidad, desde tiempos inmemoriales, pero que se creería se había superado, solo que lamentablemente se ha acrecentado de una manera exponencial, aun cuando ya existen parámetros más o menos aproximados del volumen de esta inhumana actividad.

Es el caso que nos referimos a que el retropróximo 30 de Julio se celebró el Día Mundial contra la Trata de Personas, que coloquialmente se menciona simplemente como trata, pero cuya actividad ha motivado que la Asamblea General de las Naciones Unidas haya designado esta fecha con tan trascendental mención.

Fue así que en 2013 la Asamblea General realizó una reunión para evaluar dicho Plan de Acción Mundial designando los Estados miembros el 30 de julio como el Día Mundial contra la Trata de Personas. En la resolución se menciona que el día es necesario para “concienciar sobre la situación de las víctimas del tráfico humano y para promocionar y proteger sus derechos.” También para dar protección y asistencia a todos aquellos que padecen violaciones y abusos de sus derechos humanos, así como “promover el respeto del derecho, las normas y los marcos internacionales”.

Como datos básicos basta mencionar que las víctimas más comunes y vulnerables son los migrantes y los refugiados, las mujeres, los niños y las personas de la tercera edad. En México no existen cifras precisas sobre trata por las diferentes circunstancias que median para su medición, sin embargo del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República se desprende de la investigación de Rubén Torres y Jorge Monroy de 30 de Julio de 2017, que se han presentado unos 500,000 casos de trata de personas, siendo mujeres la mayoría, siendo menores de edad 70,000 sujetos a explotación sexual; que hay 47 grupos de delincuencia organizada dedicados a la trata con fines sexuales y laborales y se menciona a las ciudades de alta incidencia en este ilícito que incluye, lamentablemente, a nuestro puerto. Incluso, revela que en algunos municipios del estado de Guerrero se identifica la venta de niños, niñas y adolescentes indígenas para la explotación sexual y el trabajo doméstico. A pesar de todo, más de 2 mil millones de personas no están protegidas atento al Protocolo contra la Trata de la ONU. 32 billones de dólares es el monto total de ganancias anuales por la Trata, a nivel mundial, pero esta cantidad no incluye la industria del sexo comercial. Mientras existan bípedos implumes que obtengan ganancias, especialmente en pecunia, o para dar rienda suelta a sus naturales necesidades, pero de manera insana, no habrá remedio ante terrible lacra. O usted, consciente lector, ¿Qué opina?


jueves 22 de noviembre de 2018

Del olvido...

jueves 08 de noviembre de 2018

De la tradición...

jueves 25 de octubre de 2018

De la migración...

jueves 06 de septiembre de 2018

Del “ sospechosismo”…

jueves 16 de agosto de 2018

¡De lo sensacional...!

jueves 09 de agosto de 2018

De lo indignante...

jueves 19 de julio de 2018

De lo porvenir...

jueves 21 de junio de 2018

De lo degradante…

jueves 24 de mayo de 2018

Del crimen político…

viernes 23 de febrero de 2018

De la lengua…

Cargar Más