/ viernes 24 de julio de 2020

Así opina Oflo

Tenemos claro que mientras no existan compromisos unilaterales por los diversos órdenes de gobierno y ciudadanía, poco o nada se avanzara de manera objetiva ante los problemas que mayormente nos aquejan.

Los efectos de la pandemia cada vez son más lacerantes, y a más de 100 días no nos cae el veinte para generar una mayor concienciación, sobre cómo protegernos y qué hacer para irse librando de ella hasta tanto no aparezca la famosa vacuna.

Los gobiernos estatal y de Acapulco ante la fuerte presión y situaciones contradictorias, han tenido que aflojar en la apertura económica, demostrando en consecuencia su incapacidad para dar respuesta a las demandas empresariales.

Ahora se entiende y se comprende mejor que el no haber concretado efectivos planes estratégicos de apoyo económico y tecnológico para la industria sin chimeneas, hoy se tienen que implementar a la mayor brevedad, además de considerar también, acciones de combate contra el Covid -19, y con ello poner orden al actual relajamiento de las reglas de higiene y bioseguridad.

La verdad de las cosas es que todo ese andamiaje sobre los supuestos Sellos y Protocolos de Seguridad y Sanitización a implementarse en Acapulco, así como los procesos de verificación, se encuentran totalmente sueltos. No existe coordinación alguna entre las Secretarías de Turismo Federal, Estatal y Municipal de Acapulco. Caso similar al acontecido en Ixtapa Zihuatanejo y Taxco.

SECTUR Guerrero presumiblemente anuncio en días pasados haber capacitado a 3 mil 800 empresas en materia de bioseguridad, garantizando con ello un entorno sanitizado tal cual lo establece el Sello Punto Limpio, y el día de hoy por la mañana dio a conocer cifras de ocupación poco alentadoras: hoteles no más del 21.8% y condominios 32.0%.

Por otra parte SECTUR Acapulco, está abocada en sólo supervisar que las hospederías no rebasen el 30% de su capacidad, donde su Titular José Luis Basilio Talavera, con mayor claridad arremete: “cuando se haga una inspección y se observe que se está rebasando el 30 por ciento de la ocupación hotelera, serán acreedores, primero, a una notificación, después a un apercibimiento y ya en un momento dado, a la clausura temporal”. Interesante será conocer la metodología de medición, y evitar con ello el famoso “Tanteometro”.

Entiendo entonces que se carece de inteligencia y visión para actuar conforme lo reclaman las prioridades y condiciones de combate al Covid -19.

Es decir, contrariamente a las acciones de SECTUR Acapulco, otros destinos turísticos ponen la muestra, como es el caso de Cancún y la Riviera Maya, donde la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), desde el momento de la reactivación económica en Quintana Roo, ha verificado a mil 700 centros de hospedaje, de los cuales el 23.5% (400 en números absolutos) han incumplido las normas de seguridad sanitarias, léase: uso de cubre bocas, caretas, guantes, gel antibacterial, la sana distancia y señalética en áreas comunes. Argumentando que dicha verificaciones tienen como prioridad, prevenir posibles contagios entre los turistas con prestadores de servicios turísticos.

Para los 400 centros que incumplieron se les hizo la siguiente recomendación: “se les da 72 horas para cumplir, ya que no es una situación que represente un riesgo mayor para realizar un cierre inminente, pero si en ese plazo el hotel no ha corregido, se les hace una suspensión de manera inmediata”.

Pregunta obligada ¿Por qué no se han replicado supervisiones similares en Acapulco, Ixtapa – Zihuatanejo y Taxco; y a qué obedece que la Cofepris no tenga injerencia alguna en Guerrero al ser una Comisión de rango federal?

Si en materia de crisis sanitaria Guerrero la tiene complicada, en materia económica la problemática es mayor, al momento que urgen efectivos apoyos fiscales y financieros. Es aquí donde se tiene que sacar la casta profesional, sobre qué implementar en materia económica, ante el total conocimiento de los tres órdenes de gobierno de no disponer de recursos.

Debemos de tener memoria que para la 4T, el turismo no es ni será prioridad nacional durante los años del presente gobierno federal, por lo que gobiernos estatales, municipales, empresarios y organizaciones privadas y públicas, a principio de mes, suscribieron la Alianza Nacional Emergente por el Turismo (ANET), donde dicen los que expertos que se le aprecia como el último paracaídas, mediante el cual se han establecido estrategias y acciones necesarias para superar este gran reto que enfrenta la industria turística nacional”.

Por ejemplo el día de su firma la Asociación de Bancos de México, propuso dos alternativas financieras:

· Que los gobiernos estatales constituyan fondos de garantía para que las pymes turísticas accedan a los créditos, e

· Impulsar que la banca comercial sea receptiva para apoyar reestructuraciones y otorgar capital de trabajo o financiamiento, para adecuar los negocios a la normatividad provocada por el Covid -19.

Este es el nuevo reto en materia económica que tendrá que enfrentarse mediante una efectiva innovación y reingeniería financiera, y si las SECTUR Guerrero y de Acapulco no tienen experiencia y capacidad para enfrentarlo, pues a desaparecerlas e incorporar sus funciones a otras unidades administrativas. No más burocracia infame, tal cual prevalece en la SECTUR Federal.

Hoy más que nunca de debe entender y comprender que en planeación estratégica transversal, el turismo, es una cadena de valor en la que si un eslabón falla, toda la cadena se debilita en perjuicio de todos los sectores y agentes que participan.

A LOS POSTRES…

>>> ¿CUÁL ES LAS PERSPECTIVA DE LA ANET, al momento que el Titular de SECTUR Federal, determinó quedarse fuera de ella, e incluso cabildeo con los Secretarios de Turismo gobernados por Morena no apoyarla?

>>> ¡MÁS DE LO MISMO! Ayer el Gobernador de Guerrero expresó que para enfrentar la pandemia, se requieren anteponer intereses políticos, económicos y hasta partidistas. ¡No! Se requieren implementar normas drásticas sanitarias tal cual la aplica la Cofepris, así como efectivos apoyos fiscales y financieros. ¿Cómo lograrlos? Poniéndose a trabajar con ingeniería y términos de referencia científicos y no seguir haciendo grilla, o como hoy dice ya saben quién, politiquería.

>>> NO ME AYUDES COMPADRE, al momento que no hay PEOR promoción que la que sigue realizándose en medios de TV-Radio-Periódicos nacionales e internacionales, sobre los problemas de contaminación de Acapulco y la corrupción de CAPAMA, que sigue manoseando y fomentando la Presidente Municipal Adela Román Ocampo.

Tenemos claro que mientras no existan compromisos unilaterales por los diversos órdenes de gobierno y ciudadanía, poco o nada se avanzara de manera objetiva ante los problemas que mayormente nos aquejan.

Los efectos de la pandemia cada vez son más lacerantes, y a más de 100 días no nos cae el veinte para generar una mayor concienciación, sobre cómo protegernos y qué hacer para irse librando de ella hasta tanto no aparezca la famosa vacuna.

Los gobiernos estatal y de Acapulco ante la fuerte presión y situaciones contradictorias, han tenido que aflojar en la apertura económica, demostrando en consecuencia su incapacidad para dar respuesta a las demandas empresariales.

Ahora se entiende y se comprende mejor que el no haber concretado efectivos planes estratégicos de apoyo económico y tecnológico para la industria sin chimeneas, hoy se tienen que implementar a la mayor brevedad, además de considerar también, acciones de combate contra el Covid -19, y con ello poner orden al actual relajamiento de las reglas de higiene y bioseguridad.

La verdad de las cosas es que todo ese andamiaje sobre los supuestos Sellos y Protocolos de Seguridad y Sanitización a implementarse en Acapulco, así como los procesos de verificación, se encuentran totalmente sueltos. No existe coordinación alguna entre las Secretarías de Turismo Federal, Estatal y Municipal de Acapulco. Caso similar al acontecido en Ixtapa Zihuatanejo y Taxco.

SECTUR Guerrero presumiblemente anuncio en días pasados haber capacitado a 3 mil 800 empresas en materia de bioseguridad, garantizando con ello un entorno sanitizado tal cual lo establece el Sello Punto Limpio, y el día de hoy por la mañana dio a conocer cifras de ocupación poco alentadoras: hoteles no más del 21.8% y condominios 32.0%.

Por otra parte SECTUR Acapulco, está abocada en sólo supervisar que las hospederías no rebasen el 30% de su capacidad, donde su Titular José Luis Basilio Talavera, con mayor claridad arremete: “cuando se haga una inspección y se observe que se está rebasando el 30 por ciento de la ocupación hotelera, serán acreedores, primero, a una notificación, después a un apercibimiento y ya en un momento dado, a la clausura temporal”. Interesante será conocer la metodología de medición, y evitar con ello el famoso “Tanteometro”.

Entiendo entonces que se carece de inteligencia y visión para actuar conforme lo reclaman las prioridades y condiciones de combate al Covid -19.

Es decir, contrariamente a las acciones de SECTUR Acapulco, otros destinos turísticos ponen la muestra, como es el caso de Cancún y la Riviera Maya, donde la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), desde el momento de la reactivación económica en Quintana Roo, ha verificado a mil 700 centros de hospedaje, de los cuales el 23.5% (400 en números absolutos) han incumplido las normas de seguridad sanitarias, léase: uso de cubre bocas, caretas, guantes, gel antibacterial, la sana distancia y señalética en áreas comunes. Argumentando que dicha verificaciones tienen como prioridad, prevenir posibles contagios entre los turistas con prestadores de servicios turísticos.

Para los 400 centros que incumplieron se les hizo la siguiente recomendación: “se les da 72 horas para cumplir, ya que no es una situación que represente un riesgo mayor para realizar un cierre inminente, pero si en ese plazo el hotel no ha corregido, se les hace una suspensión de manera inmediata”.

Pregunta obligada ¿Por qué no se han replicado supervisiones similares en Acapulco, Ixtapa – Zihuatanejo y Taxco; y a qué obedece que la Cofepris no tenga injerencia alguna en Guerrero al ser una Comisión de rango federal?

Si en materia de crisis sanitaria Guerrero la tiene complicada, en materia económica la problemática es mayor, al momento que urgen efectivos apoyos fiscales y financieros. Es aquí donde se tiene que sacar la casta profesional, sobre qué implementar en materia económica, ante el total conocimiento de los tres órdenes de gobierno de no disponer de recursos.

Debemos de tener memoria que para la 4T, el turismo no es ni será prioridad nacional durante los años del presente gobierno federal, por lo que gobiernos estatales, municipales, empresarios y organizaciones privadas y públicas, a principio de mes, suscribieron la Alianza Nacional Emergente por el Turismo (ANET), donde dicen los que expertos que se le aprecia como el último paracaídas, mediante el cual se han establecido estrategias y acciones necesarias para superar este gran reto que enfrenta la industria turística nacional”.

Por ejemplo el día de su firma la Asociación de Bancos de México, propuso dos alternativas financieras:

· Que los gobiernos estatales constituyan fondos de garantía para que las pymes turísticas accedan a los créditos, e

· Impulsar que la banca comercial sea receptiva para apoyar reestructuraciones y otorgar capital de trabajo o financiamiento, para adecuar los negocios a la normatividad provocada por el Covid -19.

Este es el nuevo reto en materia económica que tendrá que enfrentarse mediante una efectiva innovación y reingeniería financiera, y si las SECTUR Guerrero y de Acapulco no tienen experiencia y capacidad para enfrentarlo, pues a desaparecerlas e incorporar sus funciones a otras unidades administrativas. No más burocracia infame, tal cual prevalece en la SECTUR Federal.

Hoy más que nunca de debe entender y comprender que en planeación estratégica transversal, el turismo, es una cadena de valor en la que si un eslabón falla, toda la cadena se debilita en perjuicio de todos los sectores y agentes que participan.

A LOS POSTRES…

>>> ¿CUÁL ES LAS PERSPECTIVA DE LA ANET, al momento que el Titular de SECTUR Federal, determinó quedarse fuera de ella, e incluso cabildeo con los Secretarios de Turismo gobernados por Morena no apoyarla?

>>> ¡MÁS DE LO MISMO! Ayer el Gobernador de Guerrero expresó que para enfrentar la pandemia, se requieren anteponer intereses políticos, económicos y hasta partidistas. ¡No! Se requieren implementar normas drásticas sanitarias tal cual la aplica la Cofepris, así como efectivos apoyos fiscales y financieros. ¿Cómo lograrlos? Poniéndose a trabajar con ingeniería y términos de referencia científicos y no seguir haciendo grilla, o como hoy dice ya saben quién, politiquería.

>>> NO ME AYUDES COMPADRE, al momento que no hay PEOR promoción que la que sigue realizándose en medios de TV-Radio-Periódicos nacionales e internacionales, sobre los problemas de contaminación de Acapulco y la corrupción de CAPAMA, que sigue manoseando y fomentando la Presidente Municipal Adela Román Ocampo.

ÚLTIMASCOLUMNAS