/ jueves 11 de junio de 2020

Así opina OFLO

Complicadas perspectivas de la actividad turística nacional que resulta ser la más dañada por el Covid -19. Incomprensible entender dicha situación por su aportación a la economía mexicana, pero mientras el inquilino de Palacio Nacional diga no, pues es no, y su tozudez y necedad la tendremos por lo que resta del gobierno federal.

El Presidente López empata su política económica de que primero son los pobres, argumentando que si la multimillonaria inversión neoliberal en infraestructura turística tiene problemas, que se rasque con sus uñas y los resuelva unilateralmente.

Muestra de ello tenemos a un Secretario de Turismo Federal parlanchín a modo, un chivo en cristalería que lejos de haber salido bien librado mediante el documento recientemente presentado: “Lineamiento Nacional para la Reapertura del Sector Turístico”, pues simple y sencillamente no entiende nada sobre el mismo, de tal forma que cada destino turístico trabajará con expertos que permitan implementar los protocolos de higiene y sanitización, con sus propios recursos.

Obvio tener claro que los destinos de Cancún y la Riviera Maya, Los Cabos, Puerto Vallarta, Nuevo Vallarta y Mazatlán, trabajan gobiernos y empresarios a la par, para recibir el Sello de Seguridad Global que entregará el Consejo Mundial de Viajes y Turismo, así como la certificación respaldada por Cristal International Standards; ambos sellos con reconocimiento mundial.

Resulta chusco compartirles la nada discreta acción del Secretario Basilio Talavera, que se prestó de picaporte para abrir la oficina de Torruco Marqués, quién escuchó plácidamente el proyecto de protocolo de una empresa del puerto “Manejo Responsable del Turismo” (MRT), el que consideró de excelente aliado para capacitar y divulgar la nueva cultura turística basada en la responsabilidad. ¿Basada en responsabilidad o en posibles cochupos que seguramente Torruco y Basilio entienden?

El fondo de todo este este contexto, es que mientras los destinos turísticos de playa de mayor impacto del caribe y del pacífico mexicano, van dos pasos adelante y buscan la certificación de empresas internacionales ampliamente respaldadas y seguras, en nuestro querido Guerrero ciertos empresarios ilusoriamente, piensan y esperan concretar su “Sello Patito”.

Respetuosamente desde esta trinchera recomiendo a las SECTUR Guerrero y de Acapulco, trabajar en tiempos creíbles y reales sobre la implementación del “Lineamiento Nacional para la Reapertura del Sector Turístico”, señalándonos los protocolos sobre: tiempos, controles y fases escalonadas o todos van en bola, sobre la red hotelera, restaurantera, y servicios de esparcimiento.

De manera especial interesa conocer cómo se avanzará con los hoteles del Acapulco Tradicional -que requieren de un apoyo especial-, de las zonas de playa en los equipos de motos acuáticas, bananas, paracaídas y comercio ambulante; cervecerías y taquerías que pululan en la costera; cines, El Rollo, La Quebrada y La Roqueta; el transporte en terminales terrestres, camiones urbaneros, taxis amarillos y bochos; Tiendas Departamentales y de Autoservicio, etcétera.

Hay mucho trabajo que hacer. Estamos en el mes de junio de 2020 y nada sabemos en qué, cómo y quiénes han avanzado. Esta es mi pregunta directa al Ciudadano Gobernador Astudillo Flores por quien voté y a la Presidente de Acapulco, que claro ni por descuido la tuve en mente.

A LOS POSTRES…

>>> HOTELES DEL ACAPULCO TRADICIONAL posiblemente siguen olvidados como lo han estado en las últimas décadas. Tengamos presente que son empresas micro y pequeñas que generan riqueza y empleo, que nada tienen que ver con el neoliberalismo.

>>> BRUSCA POSIBILIDAD REAL. Las encuestas dicen que el candidato que ponga MORENA irá directo a Casa Guerrero. ¿SERÁ?

Complicadas perspectivas de la actividad turística nacional que resulta ser la más dañada por el Covid -19. Incomprensible entender dicha situación por su aportación a la economía mexicana, pero mientras el inquilino de Palacio Nacional diga no, pues es no, y su tozudez y necedad la tendremos por lo que resta del gobierno federal.

El Presidente López empata su política económica de que primero son los pobres, argumentando que si la multimillonaria inversión neoliberal en infraestructura turística tiene problemas, que se rasque con sus uñas y los resuelva unilateralmente.

Muestra de ello tenemos a un Secretario de Turismo Federal parlanchín a modo, un chivo en cristalería que lejos de haber salido bien librado mediante el documento recientemente presentado: “Lineamiento Nacional para la Reapertura del Sector Turístico”, pues simple y sencillamente no entiende nada sobre el mismo, de tal forma que cada destino turístico trabajará con expertos que permitan implementar los protocolos de higiene y sanitización, con sus propios recursos.

Obvio tener claro que los destinos de Cancún y la Riviera Maya, Los Cabos, Puerto Vallarta, Nuevo Vallarta y Mazatlán, trabajan gobiernos y empresarios a la par, para recibir el Sello de Seguridad Global que entregará el Consejo Mundial de Viajes y Turismo, así como la certificación respaldada por Cristal International Standards; ambos sellos con reconocimiento mundial.

Resulta chusco compartirles la nada discreta acción del Secretario Basilio Talavera, que se prestó de picaporte para abrir la oficina de Torruco Marqués, quién escuchó plácidamente el proyecto de protocolo de una empresa del puerto “Manejo Responsable del Turismo” (MRT), el que consideró de excelente aliado para capacitar y divulgar la nueva cultura turística basada en la responsabilidad. ¿Basada en responsabilidad o en posibles cochupos que seguramente Torruco y Basilio entienden?

El fondo de todo este este contexto, es que mientras los destinos turísticos de playa de mayor impacto del caribe y del pacífico mexicano, van dos pasos adelante y buscan la certificación de empresas internacionales ampliamente respaldadas y seguras, en nuestro querido Guerrero ciertos empresarios ilusoriamente, piensan y esperan concretar su “Sello Patito”.

Respetuosamente desde esta trinchera recomiendo a las SECTUR Guerrero y de Acapulco, trabajar en tiempos creíbles y reales sobre la implementación del “Lineamiento Nacional para la Reapertura del Sector Turístico”, señalándonos los protocolos sobre: tiempos, controles y fases escalonadas o todos van en bola, sobre la red hotelera, restaurantera, y servicios de esparcimiento.

De manera especial interesa conocer cómo se avanzará con los hoteles del Acapulco Tradicional -que requieren de un apoyo especial-, de las zonas de playa en los equipos de motos acuáticas, bananas, paracaídas y comercio ambulante; cervecerías y taquerías que pululan en la costera; cines, El Rollo, La Quebrada y La Roqueta; el transporte en terminales terrestres, camiones urbaneros, taxis amarillos y bochos; Tiendas Departamentales y de Autoservicio, etcétera.

Hay mucho trabajo que hacer. Estamos en el mes de junio de 2020 y nada sabemos en qué, cómo y quiénes han avanzado. Esta es mi pregunta directa al Ciudadano Gobernador Astudillo Flores por quien voté y a la Presidente de Acapulco, que claro ni por descuido la tuve en mente.

A LOS POSTRES…

>>> HOTELES DEL ACAPULCO TRADICIONAL posiblemente siguen olvidados como lo han estado en las últimas décadas. Tengamos presente que son empresas micro y pequeñas que generan riqueza y empleo, que nada tienen que ver con el neoliberalismo.

>>> BRUSCA POSIBILIDAD REAL. Las encuestas dicen que el candidato que ponga MORENA irá directo a Casa Guerrero. ¿SERÁ?

ÚLTIMASCOLUMNAS