/ lunes 26 de julio de 2021

Acapulco lleno de basura ante servicio negligente del Ayuntamiento

Al entrar la recta final de la presente administración municipal que encabeza Adela Román Ocampo, el puerto de Acapulco está lleno de basura y en un total abandono.

Si de por sí existía deficiencias en el servicio de recolección de basura, ahora que están haciendo maletas para irse, el problema se recrudeció.

Aclaró, que no estoy haciendo leña del árbol caído, lo que quiero describir es la realidad que se está padeciendo en toda la ciudad.

Los desechos de todo tipo se pueden observar en calles y avenidas, dando un mal aspecto a turistas y residentes, que no solo tienen que soportar la contaminación visual, si no también el mal olor.

Lo grave, es que la presidenta municipal, Adela Román Ocampo, estoy seguro que al circular por la ciudad con su ostentoso aparato de seguridad, se da cuenta de como tiene a la ciudad.

Debo decir que el panorama es peor en las colonias, en donde la fauna nociva y el problema ambiental se ha convertido en un paisaje más, pues aquí los Servicios Públicos Municipales ni siquiera se asoman.

¿Pero porque no hace nada? Bueno, quizá ya no quiere tomar recursos y heredarle el problema a su compañera de Partido y alcaldesa electa, Abelina López Rodríguez.

Mientras que los ciudadanos, si, usted y yo, que nos aguantemos a que entre el relevo y se haga cargo de limpiar el cochinero.

Esta historia se repite, una y otra vez, siempre cuando finaliza una administración, pues los que se van, optan por ignorar los problemas que generaron y pasarlos a quienes los van a suceder.

Queda claro pues, que está no es la excepción y si no me cree, solo salga a recorrer las calles para que con sus propios ojos sea testigo de las lastimosa situación que se padece en nuestro querido puerto de Acapulco.

¿O usted que opina querido lector?

Al entrar la recta final de la presente administración municipal que encabeza Adela Román Ocampo, el puerto de Acapulco está lleno de basura y en un total abandono.

Si de por sí existía deficiencias en el servicio de recolección de basura, ahora que están haciendo maletas para irse, el problema se recrudeció.

Aclaró, que no estoy haciendo leña del árbol caído, lo que quiero describir es la realidad que se está padeciendo en toda la ciudad.

Los desechos de todo tipo se pueden observar en calles y avenidas, dando un mal aspecto a turistas y residentes, que no solo tienen que soportar la contaminación visual, si no también el mal olor.

Lo grave, es que la presidenta municipal, Adela Román Ocampo, estoy seguro que al circular por la ciudad con su ostentoso aparato de seguridad, se da cuenta de como tiene a la ciudad.

Debo decir que el panorama es peor en las colonias, en donde la fauna nociva y el problema ambiental se ha convertido en un paisaje más, pues aquí los Servicios Públicos Municipales ni siquiera se asoman.

¿Pero porque no hace nada? Bueno, quizá ya no quiere tomar recursos y heredarle el problema a su compañera de Partido y alcaldesa electa, Abelina López Rodríguez.

Mientras que los ciudadanos, si, usted y yo, que nos aguantemos a que entre el relevo y se haga cargo de limpiar el cochinero.

Esta historia se repite, una y otra vez, siempre cuando finaliza una administración, pues los que se van, optan por ignorar los problemas que generaron y pasarlos a quienes los van a suceder.

Queda claro pues, que está no es la excepción y si no me cree, solo salga a recorrer las calles para que con sus propios ojos sea testigo de las lastimosa situación que se padece en nuestro querido puerto de Acapulco.

¿O usted que opina querido lector?