/ martes 21 de abril de 2020

Acapulco en Pie de Lucha

Son horas inéditas las que estamos viviendo en Acapulco. En ningún otro momento recordamos una experiencia tan inadmisible. Sin embargo, son tiempos en los que no se debe perder la prudencia ni la sensatez. Vamos a librar esta pandemia con la fe religiosa en nuestras familias. Con toda la entereza de que hemos sido capaces en ocasiones afines. Acapulco es una entidad histórica que acumula desventuras por ciclones, temblores y enfermedades. No hay que olvidar que la isla La Roqueta en épocas de la colonia española fue habilitada como un leprosario: lejos de la comunidad sana y alérgica a la lepra confinaban en aquel sitio a todos quienes sufrían de tan contagiosa enfermedad entonces sin mejoría.

Con sus playas clausuradas en todo el litoral guerrerense por disposición del gobernador Héctor Astudillo Flores, que a su vez sigue indicaciones clínicas de autoridades federales de salud, como medida preventiva para evitar la trasmisión del Covid-19 y frenar la enfermedad viral fatal. Con la hasta cierto punto paralizada economía, el desempleo natural que ello ocasiona y la disgregación social que implica esta grave desarticulación de todos los bienes y servicios que Acapulco en tiempos normales ofrece a su comunidad tanto turística como residente; Con todo ello, no vamos a tocar retirada ni nos daremos por vencidos. Más que nunca Acapulco está en pie de lucha. Adelante mis valientes.

Somos testigos de las premuras del gobernador Héctor Astudillo Flores para atender las diferentes demandas de la población, que se ha quedado sin los ingresos ni el sustento de su día a día. Acompañado de doña Mercedes Calvo, que lo acompaña en las duras tareas de aprovisionar a quienes menos tienen entre la población que se ha quedado baldía de empleo y salario.

Por su parte la alcaldesa Adela Román Ocampo encabeza la entrega de despensas a familias que están a la deriva, sin el soporte alimentario; ella acude hasta sus domicilios, en colonias que están fuera del parámetro urbano, tocando puertas, casa por casa, cumpliendo con la misión que le ha tocado en esta pandemia que nos sigue poniendo a prueba.

Otro funcionario que no ha descuidado su compromiso social es el delegado federal Pablo Amilcar Sandoval, con su portafolio preparando los apoyos que están llegando a los adultos mayores, a jóvenes construyendo futuro; Créditos a la palabra para las pequeñas empresas que recibirán hasta 25 mil pesos para reactivar sus negocios una vez que haya concluido este ciclo de adversidad.

Mientras: ¡QUÉDATE EN CASA!

Son horas inéditas las que estamos viviendo en Acapulco. En ningún otro momento recordamos una experiencia tan inadmisible. Sin embargo, son tiempos en los que no se debe perder la prudencia ni la sensatez. Vamos a librar esta pandemia con la fe religiosa en nuestras familias. Con toda la entereza de que hemos sido capaces en ocasiones afines. Acapulco es una entidad histórica que acumula desventuras por ciclones, temblores y enfermedades. No hay que olvidar que la isla La Roqueta en épocas de la colonia española fue habilitada como un leprosario: lejos de la comunidad sana y alérgica a la lepra confinaban en aquel sitio a todos quienes sufrían de tan contagiosa enfermedad entonces sin mejoría.

Con sus playas clausuradas en todo el litoral guerrerense por disposición del gobernador Héctor Astudillo Flores, que a su vez sigue indicaciones clínicas de autoridades federales de salud, como medida preventiva para evitar la trasmisión del Covid-19 y frenar la enfermedad viral fatal. Con la hasta cierto punto paralizada economía, el desempleo natural que ello ocasiona y la disgregación social que implica esta grave desarticulación de todos los bienes y servicios que Acapulco en tiempos normales ofrece a su comunidad tanto turística como residente; Con todo ello, no vamos a tocar retirada ni nos daremos por vencidos. Más que nunca Acapulco está en pie de lucha. Adelante mis valientes.

Somos testigos de las premuras del gobernador Héctor Astudillo Flores para atender las diferentes demandas de la población, que se ha quedado sin los ingresos ni el sustento de su día a día. Acompañado de doña Mercedes Calvo, que lo acompaña en las duras tareas de aprovisionar a quienes menos tienen entre la población que se ha quedado baldía de empleo y salario.

Por su parte la alcaldesa Adela Román Ocampo encabeza la entrega de despensas a familias que están a la deriva, sin el soporte alimentario; ella acude hasta sus domicilios, en colonias que están fuera del parámetro urbano, tocando puertas, casa por casa, cumpliendo con la misión que le ha tocado en esta pandemia que nos sigue poniendo a prueba.

Otro funcionario que no ha descuidado su compromiso social es el delegado federal Pablo Amilcar Sandoval, con su portafolio preparando los apoyos que están llegando a los adultos mayores, a jóvenes construyendo futuro; Créditos a la palabra para las pequeñas empresas que recibirán hasta 25 mil pesos para reactivar sus negocios una vez que haya concluido este ciclo de adversidad.

Mientras: ¡QUÉDATE EN CASA!

martes 21 de abril de 2020

Acapulco en Pie de Lucha

lunes 06 de abril de 2020

Pueblo y Gobierno contra la Epidemia

miércoles 19 de febrero de 2020

El Viaje a los Emiratos

miércoles 05 de junio de 2019

Los cruceros en Acapulco

martes 15 de enero de 2019

Gobernabilidad en México

martes 01 de enero de 2019

Gracias a la vida

martes 20 de noviembre de 2018

Próximo nuevo Presidente

domingo 03 de diciembre de 2017

Dos años se han cumplido

lunes 02 de octubre de 2017

Reconstruyendo Guerrero

miércoles 09 de agosto de 2017

Fortalece Astudillo al sector privado

Cargar Más